La producción de acero crudo creció 36,8% interanual en febrero último, al sumar 417.300 toneladas, informó la Cámara Argentina del Acero. Además, la entidad valoró el "esfuerzo" del Gobierno para lograr que la Argentina sea exceptuada de la aplicación de aranceles contra sus exportaciones de acero.

De acuerdo con un informe, la producción de acero crudo de febrero fue 21,4% superior a la de enero de este año.

Por su parte, la producción de laminados en caliente (también en febrero) fue de 416.600 toneladas, un 39,8% mejor a la de igual mes de 2017 y un 9,8% por encima de la de enero de 2018.

"Después de las paradas programadas durante enero, las plantas industriales recobraron su ritmo normal, recuperando en alguna de ellas las mermas producidas durante el primer mes del año (Acindar y Tenaris Siderca especialmente)", graficó la entidad.

Asimismo, destacó que los despachos destinados al segmento de la construcción "continúan siendo uno de los pilares de la mayor demanda".

El segmento vinculado a la energía -de acuerdo con el informe- "continúa su tendencia favorable de la mano de las inversiones en las áreas petroleras, factor que impacta positivamente en los despachos de tubos y productos de acero para dicho sector".

En tanto, las ventas al segmento automotriz "se han recuperado levemente, por el crecimiento moderado de la producción en 2018 versus el año anterior", puntualizó el reporte sectorial.

Por otra parte, la entidad empresaria reiteró su "acompañamiento" al Gobierno "en sus esfuerzos para lograr que la Argentina sea exceptuada de la aplicación de aranceles contra sus exportaciones de acero".

Para la entidad, la aplicación de este arancel "impacta en forma directa exportaciones industriales argentinas de tubos de acero sin costura para uso petrolero, que en 2017 totalizaron 220.000 toneladas" y que representan 50% de las exportaciones a Estados Unidos.