La producción de petróleo disminuyó 3% en el cuarto trimestre de 2017 con respecto al mismo período del año anterior, con lo cual morigeró la tendencia descendente de los períodos previos, informó el Ministerio de Energía y Minería.

El Informe Trimestral de Coyuntura Energética correspondiente a octubre-diciembre muestra una baja en la extracción de crudo menos pronunciada que la de enero-marzo (que fue de 7,2% interanual); la de abril-junio (-8,9%); y la de julio-septiembre (-6,4%). De todos modos, los 7.131 millones de barriles del cuarto trimestre de 2017 supusieron un recorte de 218 millones respecto a los últimos tres meses de 2016.

La caída se notó particularmente en la principal cuenca petrolera del país, la del Golfo San Jorge, donde la producción de octubre-diciembre pasados disminuyó 4,1% en términos interanuales.

La producción petrolera de la cuenca Neuquina, segunda en importancia para el sector, se redujo a su vez en 0,8% durante el mismo período.

Como consecuencia de la baja en la extracción de crudo, el volumen procesado en las refinerías disminuyó 4,2% en el trimestre, respecto del mismo período del año anterior.