La soja volvió a subir en el mercado de Chicago y se alejó de los precios mínimos de hace más de una década, al mismo tiempo que se produjeron mejoras en el maíz y el trigo.

El contrato de julio de la oleaginosa subió 0,48% (u$s1,47) hasta los u$s306,99 la tonelada, a la vez que el de agosto lo hizo por 0,47% (u$s1,47) para concluir la jornada en u$s309,38 la tonelada.

De esta manera, el poroto sumó su segunda sesión al alza consecutiva gracias a la cobertura de posiciones vendidas por parte de los operadores y el retraso de la siembra del cultivo en Estados Unidos.

A pesar de superar durante la jornada los u$s311 la tonelada, tomas de ganancias y menores datos de crushing en el país norteamericano deprimieron la cotización del commodity.

Asimismo, presionaron a los precios las "renovadas preocupaciones sobre si los retrasos en la siembra del maíz podrían ampliar la superficie destinada a la oleaginosa", indicaron desde la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) en su análisis diario de Chicago.

Además, el stock porcino de madres de China cayó 22,3% en abril con respecto al año previo, anunció el Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales chino, lo que "sugiere una caída en la demanda mundial de alimentos para animales a base de soja".

Sus subproductos acompañaron el alza del poroto, con una suba en el aceite del 0,88% (u$s 5,29) hasta los u$s600,53 la tonelada y en la harina de 0,60% (u$s2) para concluir la jornada a u$s330,5 la tonelada.

Por su parte, el maíz ganó 0,20% (u$s0,30) y se posicionó en u$s145,47 la tonelada, a pesar de haber alcanzado precios máximos de seis semanas en el transcurso de la rueda, debido a la preocupación por los pronósticos de lluvia en el Cinturón Maicero del Medio Oeste estadounidense.

A media jornada, el maíz rozó los u$s150 al ubicarse en u$s149,60 la tonelada, aunque tomas de ganancia y ventas técnicas por parte de los fondos hicieron que los precios retrocedan.

Por último, el trigo subió 0,05% (u$s0,09) y se ubicó en u$s164,89 la tonelada.

El cereal, que llegó a cotizar durante la sesión a u$s170,49 la tonelada, toma de ganancias y ventas técnicas sobre el final de la rueda deprimió sus valores. "La fortaleza en los mercados del maíz y la soja incentivaron la cobertura de posiciones vendidas en los futuros de trigo", concluyó la BCR.