La soja toco ayer nuevamente los $5.000 la tonelada impulsado por las subas en Chicago y la mejora del dólar, sin embargo el productor comercializó por debajo de lo esperado por el mercado.

Al cierre de esta edición el portal oficial Sio Granos, informó que se habían negociado 185.000 toneladas en la jornada de ayer. Se entiende que aún hay 11 millones de toneladas de la cosecha pasada sin vender.

Un mayor volumen se podría ver en las próximas dos semanas cuando se acerque la cosecha de soja momento en que los productores deben definir algunos gastos de campaña. Aunque tendrán para eso al trigo, que llega con buenos rendimientos.

Por lo pronto la falta de lluvias pone en jaque al maíz y la soja. Las últimas precipitaciones no alcanzaron a cubrir lo que necesitaban ambos cultivos.

Por su parte, el precio de compra por maíz contractual se mantuvo en $2.800 la tonelada y la oferta por trigo disponible creció hasta los 3.070 pesos la tonelada.

En tanto, el mercado de Chicago cerró con saldo dispar, los futuros de soja ajustaron con ganancias, ante condiciones climáticas secas para los cultivos en Argentina; el maíz finalizó con ganancias, alentadas por compras técnicas y el trigo clausuró con bajas, presionado por los amplios suministros mundiales.

La soja avanzó este martes un 0,8% a u$s355,69 la tonelada, el maíz ganó un 0,6% a u$s137,10, mientras que el trigo descendió un 0,9% a u$s153,04 la tonelada.