Ayudado por la mejora en el tipo de cambio y la suba externa, la soja alcanzó ayer los $4.700 la tonelada, lo que marco un alza del 4,4% respecto de los $4.500 del viernes. La recuperación de la materia prima ayuda a mover un mercado que venía de capa caída y con poco volumen negociado. Si bien la oferta fue superior a lo visto la semana pasada, el productor tiene la expectativa que la divisa estadounidense siga en su racha ascendente y espera para salir a comercializar sus granos.

Al cierre de esta edición, el portal oficial SioGranos presentaba ventas por 150.000 toneladas versus las 106.000 que se vieron el viernes y si bien este representó un incremento del 41%, el productor prefiere aguantar un poco mas para salir a vender con fuerza dado que entiende que el dólar seguirá en alza.

Un dato no menor es que el 31 de diciembre vencen los contratos a fijar y si o si productores y exportadores deben cerrar un valor.

En ese sentido, Luciano Pinelli de la corredora de granos Pinelli y Asociados, sostuvo que "con el envión del dólar y la suba en Chicago, ayudó a que se aprecie la mercadería y se pueda vender".

Sucede que el productor buscaba los $4.600 para desprenderse de la oleaginosa, pero se ofrecía no más allá de los $4.400. Con lo $4.700 cambio el panorama sin embargo la suba en dólares fue del 2,5% muy por debajo de lo visto en pesos. La realidad es que los costos en el campo están bajo la moneda estadounidense con lo cual se desprende que la soja no se valorizó tanto.

Vale recordar que la retención de la soja responde en gran parte a que hubo una buena campaña de trigo lo que le permitió al productor "hacer caja" y pagar en gran parte sus gastos de campaña. Hoy hay 15 millones de toneladas de la oleaginosa que esperan precio valuadas en u$s5.400 millones y se estima otras 6 millones, que están bajo la modalidad a fijar precio.

Por lo pronto, ayer mejoró el interés del productor a través del precio, pero este no se traduce aun en el volumen.

Además Chicago parece ahora empezar a preocuparse por el clima sudamericano. Ayer tuvo una suba de u$s3 por tonelada tras tener varios de días de baja. La cotización cerró en u$s352.

Los modelos climáticos siguen arrojando la presencia del fenómeno de La Niña, es decir poca lluvias y altas temperaturas. Este ya se notará el fin de semana a donde se esperan 40 grados con pocas precipitaciones.

Enero es un mes de gran importancia para la soja. Y si bien se dieron lluvias días atrás, este apenas alcanzó para finalizar la siembra, pero no dejo reservas en el suelo.