En lo que representa una tendencia que se observaría durante todo el año, los patentamientos de vehículos cero kilómetro tendrán otro derrumbe cercano al 50% en abril, con alrededor de 40 mil unidades, a lo que se suman al menos 1.500 despidos ya efectuados por las concesionarias durante el primer cuatrimestre del 2019.

En abril de 2018 se habían comercializado más de 76 mil unidades, muy lejos de la cifra que se espera ahora. De esta forma, el primer cuatrimestre -según las fuentes consultadas por BAE Negocios- cerrará también con una caída en torno al 50%, ya que se habrán patentado cerca de 180.000 unidades, frente a los 353.000 vehículos comercializados en los primeros cuatro meses de 2018.

El escenario anual hace sonar todas las alarmas en la industria automotriz, autopartista y las concesionarias. Mientras el año pasado se vendieron 803.000 vehículos, la baja que se verá en el 2019 oscilará entre el 25% y 30%, con un nivel que se ubicará en torno a las 550.000 unidades, aunque podría ser peor aún.

Respecto de las terminales, detallaron las fuentes, VW ganará el mes de marzo, seguido por Renault y General Motors, mientras que el 67% de los modelos vendidos son importados, una coyuntura que muestra el parate industrial y los miles de suspendidos. "Como el mercado está dolarizado, las terminales insisten con los aumentos de precios por órdenes de sus casas matrices, y no tenemos margen ni poder para no trasladarlos. Pero no está claro todavía si va a haber aumentos. La devaluación impacta en forma directa en los precios: el 20% de las partes de un auto son nacionales y la inflación a su vez incide en estas partes", señalaron las fuentes sectoriales.

Stock enorme

"El stock en marcas y redes es de 210.000 unidades lo que representan cinco meses de stock", afirman desde el segmento comercial, lo cual hace esperar más despidos en la cadena automotriz por la sobreoferta y la muy escasa demanda.

Con esta situación de stocks, "se presenta una excelente oportunidad de compra para el consumidor por las excelentes bonificaciones", dicen desde las concesionarias. "La ocupación en el sector seguirá disminuyendo hasta encontrar un punto de equilibrio al nuevo mercado que se espera para 2019/2020 de 500.000/550.000 vehículos", analizan. Las marcas habían acomodado ya sus estructuras y las de sus concesionarios al millón de unidades que se esperaban el año pasado, cifra tomada como única para todos en el primer semestre de 2018.