El aumento de precios en los productos lácteos alcanzó el 81,2% promedio y el consumo de leche fluida cayó 12,1% durante el último año. Los datos que plantean que la crisis económica y social decantó en una crisis alimentaria, surgen de un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Undav en base a datos oficiales.

La devaluación y el salto del costo de financiamiento por la supertasa tuvo particular impacto en el sector. En mayo, los precios del queso cremoso subieron 99% interanual en el Gran Buenos Aires; la manteca, 87%; la leche fresca, 85,5%; el yogur firme, 84,4%; el dulce de leche, 81,2%; y la leche en polvo, 73,8%, entre otros productos, según el IPC del Indec.

Con salarios privados que crecieron al 40% en ese período y aún menos en los sectores público e informal, las familias recortaron su consumo de lácteos. Incluso el de leche fluida, uno de los productos esenciales de la canasta alimentaria, cuyas ventas se derrumbaron 12,1%. De 427.336 litros en el primer cuatrimestre de 2018 a sólo 375.727 litros en el de 2019. El informe de la Undav remarcó que esto se debió al efecto simultáneo de "la fuerte pérdida de poder adquisitivo" y del "notorio aumento de los precios".

Para dimensionar el deterioro, el informe remarca que las estimaciones del Observatorio de la cadena Láctea Argentina plantean que "para 2019 el consumo per cápita se ubicará en 183 litros de leche por habitante anual, esto sería el menor nivel desde la crisis económica, política y social de 2001-2002".

En simultáneo, también cayeron 44,6% las ventas de leches chocolatadas, 29,9% las de postres lácteos y flanes, 18,3% las de manteca, 15,5% las de yogures, 8,1% las de leche en polvo, 6,9% las de quesos, 4,8% las de dulce de leche y 4% las de crema.

Esta realidad tuvo un impacto directo en la actividad y el empleo sectorial. La cantidad de tambos se redujo 8,1% en tres años, pasando de casi 11.500 a poco más de 10.700 en el último año. En ese mismo lapso, la producción láctea se hundió 12,7%.

En este contexto, la Undav consideró que las políticas oficiales complican todavía la situación: "El contexto inflacionario local, se ha mostrado particularmente desfavorable para el sector lácteo, dado el aumento en el precio de los granos, que son utilizados como insumo para la alimentación del ganado de los tambos. En efecto, como consecuencia de las sucesivas devaluaciones que tuvo la moneda nacional y de la eliminación/reducción de los derechos de exportación de la mayoría de los cereales agrícolas se produjo un desacople entre los precios de venta de la producción primaria hacia el entramado industrial y los costos productivos del tambo".

El correlato fue una disminución en los puestos de trabajo del 3,8% interanual en el primer trimestre.

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos