El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, señaló que los más de US$40.000 millones que hasta ahora prestó por el Fondo Monetario Internacional ( FMI) "se utilizaron para pagar las deudas" contraídas previamente.

"Los números están ahí, se usaron para eso", manifestó el ministro ante un auditorio de ejecutivos de empresas e inversores en el marco de la reunión Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) que se realizó en Bariloche. 

En agosto, las cuentas públicas arrojaron un déficit financiero -con intereses de deuda- de $14.798 millones, que significó una suba de 1,9% en términos interanuales, destacó el Ministerio de Hacienda en un informe. Además, el Sector Público Nacional tuvo un superávit primario de $13.746 millones, que representa una mejora de $24.102 millones frente al déficit de $10.356 millones registrado en igual mes del año anterior.

Lacunza culpó además al rojo fiscal como el vehículo para tomar deuda pública. "Número más, números menos, es el déficit fiscal". Según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Indec) esta semana, la deuda externa llegó a los 283.567 millones de dólares al finalizar el segundo trimestre del año, lo cual significó una aumento del 8,4% en comparación con el mismo período de 2018.

Además, el funcionario enfatizó que "no se puede resetear la Argentina cada cuatro años" cuando hay elecciones sino que hay que tener "un conjunto de políticas y cosas que no se rediscutan, como pasa en países vecinos, y que se traduce en crecimiento sostenido y reducción de la pobreza".

En otro momento de su exposición, Lacunza reiteró que "si bien el resultado no fue el esperado" por el Gobierno en cuanto a la baja de la inflación y la generación de empleo, "quiero dejar claro que el trabajo no fue en vano".

El próximo Gobierno, "contará con los equilibrios gemelos (fiscal y comercial), y eso se consiguió bajando la carga impositiva. Algunos dicen que la carga tributaria sigue siendo alta, es cierto, pero es menor que hace cuatro años".

También destacó que "el tipo de cambio real multilateral es el doble del 2015 y 60% más que en abril del 2018, cuando comenzaron las tensiones cambiarias" pero si bien eso da una ventaja a la hora de exportar "tenemos que ser más competitivos con el mundo" y no solo por la cotización del dólar.

Lacunza destacó que se llevan "cinco años consecutivos de crecimiento, no se daba desde el 2003/2008 con el boom de las materias primas" y desde los costos se redujo de US$500 que costaba manejar un contenedor en el puerto a US$200 "y eso es ganar competitividad".

El ministro consideró que en medio de ese panorama, "existen varios consensos" como que "el superávit fiscal no es de derecha ni de izquierda, sino que es necesario" y que "desde el lado de la sensatez, nadie discute la necesidad de (mantener) la Asignación Universal por Hijo".

También apuntó que desde las tres fuerzas mayoritarias que se disputan las próximas elecciones "estamos bastante de acuerdo que tenemos que hacer una coalición exportadora que dé sustento a la economía, y pro empleo, que tuvo un crecimiento menor al de la mitad de la población".

"Dejemos de tironear del mantel a ver quién se lleva un pedazo más grande de la torta y empecemos a ver cuáles son los consensos para comenzar a trabajar", dijo Lacunza.

Te puede interesar:

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos