La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, visitará la Argentina para participar de la primera reunión de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del Grupo de los 20 (G-20), y será recibida por el presidente Mauricio Macri.

El cónclave de ministros se hará entre el 19 al 20 de marzo próximos, y forma parte de los encuentros previos a la reunión cumbre presidencial del G-20 que se realizará en Buenos Aires, en diciembre próximo.

En junio próximo habrá una segunda reunión de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales.

Lagarde estaría arribando al país a fines de la semana que viene, mantendrá reuniones con ministros y el presidente Macri, además de las actividades que tendrá en la reunión de ministros.

En la agenda de Lagarde están previstas reuniones con el presidente Mauricio Macri; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger.

Al evento de esta semana asistirán funcionarios de los 1. países y de la Unión Europea, que conforman el G-20 y de paíse. invitados como Chile, Países Bajos, Suiza y Singapur.
 

Hacienda

La directora del FMI tiene también previsto reunirse con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger.

Lagarde participará además en una conferencia en la Universidad Torcuato Di Tella, confirmaron fuentes oficiales.

La llegada de Lagarde es la primera que realiza un director del FMI en casi 15 años, después de la del ex director Horst Koeler, durante la presidencia de Néstor Kirchner en el 2003.

En el último pronunciamiento sobre la Argentina, el FMI, que aprobó el año pasado el artículo cuarto sobre la situación económica Argentina, advirtió sobre el alto porcentaje de deuda externa denominada en moneda extranjera, y señaló que "un shock en el tipo de cambio implica una gran vulnerabilidad".

En el informe anual después de la última visita de la misión del FMI, el organismo recomendó al gobierno acelerar el ajuste fiscal, con una rebaja en salarios, jubilaciones y planes sociales, al tiempo que realizó una advertencia por el endeudamiento y la inflación.