La capacidad instalada en la industria alcanzó en noviembre último su promedio de utilización más alto del año, con 69,2%, impulsada por la producción de acero y  aluminio, papel y cartón, e insumos para la construcción. 

Un informe del Indec detectó una mejora del 0,8% respectos de la medición de noviembre del año anterior y es la cifra más alta desde enero de 2016.