En un intento por absorber más pesos del mercado, el Banco Central lanza hoy las Letras de Liquidez del BCRA (Leliq) a 7 días que reemplazarán de alguna forma a los pases pasivos que tienen el mismo plazo, pero no son muy operados por los bancos. La nueva letra sólo podrá ser negociada por los bancos, que desde hoy van a poder comprarsela al Central a través de la rueda LELI del MAE y la operatoria será diaria, tanto con el BCRA como con otros bancos a través del mercado secundario.

La normativa fue aprobada el jueves pasado en la reunión de directorio, pero salió a la luz ayer, a través de la comunicación A 6426. Desde el Central aseguran que el objetivo es darle una opción a los bancos para manejar su liquidez con más eficiencia, ya que las entidades, en caso de necesitar pesos y estar posicionadas en esas letras, podrán venderlas en el mercado secundario todos los días mientras que los pases no pueden deshacerse antes de su vencimiento.

Del lado de los bancos, en tanto, explicaban que el poco atractivo de los pases era que ese instrumento tributa Ingresos Brutos, lo que los tentaba a operar más en Lebac.

En el mercado descuentan que hoy, dos días después de haber bajado la tasa de pases, el BCRA mantendrá el rendimiento de las Leliq en ese mismo nivel. Así, como el centro del corredor de pases quedó fijado en el 28% anual, la tasa se ubicaría en 27,25%, que es lo que paga el Central desde el martes por los pases pasivos.