La recaudación tributaria de mayo aumentó 50,4% al sumar $444.249,7 millones, informó hoy el administrador federal de Ingresos Públicos, Leandro Cuccioli.

En los primeros cinco meses del año la recaudación tributaria ascendió a $1,82 billones, con un aumento de 43% interanual, merced al buen desempeño de los impuestos vinculados al comercio exterior.

Cuccioli admitió que este aumento de 50% en interanual en la recaudación "estará unos cuatro o cinco puntos por debajo" de la inflación, pero aseguró que "la tendencia es positiva".

"Hay sectores de la economía, como la minería, la producción de energía o el campo que están funcionando muy bien, pero lo vinculado al consumo todavía no registró el impacto (positivo) de las nuevas paritarias", dijo el funcionario al presentar los datos.

Cuccioli agregó: "No vemos la economía cayendo mes contra mes, sino que hay recuperaciones sectoriales".

En este marco, el IVA Impositivo -que refleja gran parte del comercio interno- creció 49%, impulsado por la distribución de los planes de pago, el tributo a los servicios digitales y menores compensaciones en el impuesto a los combustibles en relación a mayo de 2018.

Por su parte, el IVA aduanero aumentó 46,9% a partir de la puesta en vigencia del impuesto adicional de las percepciones a las importaciones.

Todas estas subas se vieron atenuadas por el incremento de 292% en las devoluciones de IVA a exportadores y por el régimen de comercialización de granos.

Por su parte, la percepción del impuesto a las Ganancias subió 68,9%, apoyado en mayores ingresos de saldos de las declaraciones juradas de sociedades y los ingresos del Revalúo Fiscal, aunque el alza se vio moderada por la reducción de 35% a 30% en la tasa, prevista por la reforma tributaria.

El impuesto a los débitos y créditos en cuenta corriente, otro que refleja el movimiento interno, creció 50,6%, con un día hábil más de recaudación que hace un año.

En tanto, los recursos de la Seguridad Social aumentaron 32,2% por el incremento de la remuneración bruta promedio. 

La suba se vio moderada por la convergencia a la unificación de la alícuota y el aumento del mínimo no Imponible que se establecieron en la Reforma Tributaria.
"Acá no vemos mayores cambios" con los meses precedentes; "seguimos en un aumento del 30%, y se percibe la retracción del empleo", dijo Cuccioli.

En el comercio exterior, la recaudación por los derechos de exportación aumentó 254,4% por la suba del tipo de cambio y los derechos adicionales, mientras que la de los derechos de importación subió 62,5%, también por el efecto cambiario.

Cuccioli destacó que "la cosecha comenzó a venderse de a poco durante abril, pero ahora en los primeros días de mayo, parece que comenzaron a normalizarse las liquidaciones".

En tanto, los ingresos por Bienes Personales presentaron una caída de 11,1% ante la falta de vencimientos el mes pasado.