Los próximos pasos en esta estrategia de control conjunto estarán orientados a los sectores avícola y harinero antes de que finalice el año.

En este aspecto cabe destacar los buenos resultados que se lograron en la cadena de carnes bovinas y porcinas por el seguimiento de los animales a través del documento de tránsito electrónico (DT-e) del Senasa referente a su traslado desde el campo al frigorífico.

En este sentido, por el pago a cuenta del IVA, en carnes bovinas y porcinas se logró un cumplimiento cercano al 99%. Además, las ventas declaradas aumentaron un 104% en el primer caso y el 30% en el segundo.

Los funcionarios del Senasa y AFIP, consideraron "exitosa" la implementación del Documento de Tránsito Electrónico para la carne bovina y porcinos con un cumplimiento muy alto, arriba del 98% respecto de la faena.

Cuccioli ratificó que el remito electrónico entrará en vigencia en el sector comercializador de las carnes a pesar de reconoció de que existe un alto nivel de carnicerías que trabajan en negro.

Para 2019 se sumarán al proceso de transparencia la pesca, lácteos, azúcar y yerba mate lo que significará que los trámites serán on line y en tiempo real.