Las canastas básicas alimentaria y total subieron 2,7% en junio, el mismo nivel que el IPC general, informó ayer el Indec. Así, una familia tipo de cuatro integrantes necesitó $31.148 para no ser pobre y $12.410 para no ser indigente. Con una inflación que se desacelera muy lentamente y paritarias que no alcanzan a recuperar el terreno perdido, los analistas privados estiman que la pobreza cerró el primer semestre por encima del 34%, lo que significa que en un año más de 3 millones de argentinos dejaron de tener los ingresos suficientes para satisfacer sus necesidades esenciales.

En apenas doce meses, la canasta básica total (CBT), que traza la línea de la pobreza, saltó 58,9%. La canasta básica alimentaria (CBA), que establece el umbral de la indigencia, escaló 58,3% en el mismo lapso. En ambos casos, los incrementos acumulados son superiores a la medición interanual de junio del IPC, que dio 55,8%. Esto implica que, como los alimentos y los servicios públicos aumentaron por encima del nivel general de precios, el impacto fue mayor en los sectores más vulnerables, donde muchas personas también sufrieron la precarización de su situación laboral.

El coordinador del Observatorio del Derecho Social de la CTA, Luis Campos, lo explicó así: "Tomando los datos del Ripte hasta mayo, con un supuesto optimista para junio, y los de canasta básica alimentaria, da una caída acumulada del poder adquisitivo de los sectores de menores ingresos del 14,8% durante el primer semestre respecto del mismo período del año pasado. Respecto de la CBT, el panorama es muy similar".

Como correlato, se produjo un salto en la inseguridad alimentaria, que ya alcanza a 14,2 millones de argentinos según un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) y otros organismos (ver página 20). Al respecto, el equipo económico que dirige la diputada Fernanda Vallejos señaló: "Esta realidad es consecuencia de las políticas económicas aplicadas. En primer lugar, la quita de retenciones dolarizó el precio de los alimentos. Luego, las sucesivas devaluaciones encarecieron el precio de los alimentos, haciéndolos inalcanzables para las personas cuyos ingresos crecían en proporciones sensiblemente menores".

En este marco, los analistas privados estimaron que la pobreza siguió en ascenso en el primer semestre. Para el econometrista Martín González Rozada, se ubicó en 34,3%, siete puntos más que en el mismo período de 2018 y 2,3 puntos más que en el semestre pasado. Esto significa que unas 3.150.000 personas pasaron a ser pobres en sólo un año. El sociólogo Daniel Schteingart coincidió en que la cifra estará en torno al 34%. El dato oficial del Indec recién se conocerá en septiembre, en la previa de la elección general.

La expectativa en general es que, de mantenerse el dólar a raya, en la segunda mitad del año haya un leve alivio. Pero el saldo social del actual Gobierno será igual calamitoso. "Es casi un hecho que el Presidente terminará su mandato con varios millones más de pobres que los que recibió (alrededor de 26%)", pronosticó un reciente informe del Instituto Estadístico de los Trabajadores. Justo el parámetro con el que Mauricio Macri pidió ser evaluado.

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos