En agosto las divisas totalizaron US$2.250 millones contra los US$2.253 millones de julio pasado. Ambas cifran muestran lo que las empresas le habían adelantado al Gobierno: en el actual contexto político-económico el productor limitará sus ventas. Al comparar la cifra del octavo mes con la del año pasado cuando el ingreso fue de US$1.604 millones por la sequía, la mejora es del 40%. Hay que ir a 2017 para ver la misma cifra: US$2.256 millones. La mayor parte del ingreso de divisas en este sector se produce con bastante antelación a la exportación, que ronda los 30 días en el caso de los granos y alcanza hasta los 90 días en el caso de la exportación de aceites y harinas proteicas.