La Bolsa finalizó la primera quincena de enero con un nuevo máximo y volúmenes récord de operación, ante un escenario internacional favorable y la expectativa del ingreso de las acciones argentinas al índice emergente. Las estrellas en las primeras dos semanas del año sin duda fueron las energéticas y en particular las centrales eléctricas, que en ese lapso avanzaron hasta más de 40%, por los tarifazos y contratos firmados con el Estado para la provisión de luz.

Lo cierto es que ayer el Merval cerró con una suba de 2,88% y ni sintió el feriado en los Estados Unidos que siempre influye en el volumen: se operaron más de $1.000 millones. El índice líder marcó 33.662 y de esta manera continuó con el rally iniciado a finales del año pasado. En lo que va de enero, ya subió más de 11%, lo cual lo convierte en uno de los mejores comienzos de los últimos años.

Los expertos consultados por BAE Negocios remarcaron que hay varias razones detrás del optimismo de los inversores. En primer lugar, la expectativa del ingreso de las acciones argentinas al índice de emergentes y a la OCDE, la perspectiva de nuevos tarifazos que beneficien al sector energético y la aprobación de la reforma de mercado de capitales en el Congreso. También, la decisión del Banco Central de reducir la tasa de política monetaria, luego del cambio de metas de inflación, que le dará más aire a la actividad económica.

"Con Estados Unidos cerrado, lo de ayer del Merval tiene doble mérito, ya que en general el 90% de lo operado proviene del exterior", apuntó Gustavo Neffa, de Research for Traders. "Afuera están muy alcistas por la marcha de los negocios, y los buenos resultados que se están viendo" en las empresas del exterior. En ese sentido, recordó que fue el mejor inicio de año para el índice S&P500 de Wall Street desde 2003.

En tanto, Mariano Di Maggio de Invertir Online sostuvo que "la baja en la tasa de interés mejora el financiamiento de las compañías, que se vuelven más atractivas". "Con el tipo de cambio estable dado el poder de fuego que tiene el Central, la expansión monetaria se traslada a la renta variable", evaluó.

Para Di Maggio, también influyó el hecho de que la CNV volviera a habilitar las "ventas en corto", anuladas en 2012, uno de los requisitos para que el país vuelva a ser emergente, aunque aclaró que esta posibilidad "va a traer más volatilidad" a las ruedas.

Los sectores clave

Neffa cree que con el ingreso de la Argentina a la OCDE "podrían venir inversiones en la economía real en el sector eléctrico o de consumo", más que en rubros de exportación, hoy golpeados por la falta de competitividad en el tipo de cambio.

Lo cierto es que de los cinco papeles que más subieron ayer, cuatro son del sector energético: Central Puerto (ganó 7,14%), Transportadora de Gas del Sur (+6,77%), Edenor (+6,68%), y Central Costanera (6,27%).

"Con las licitaciones eléctricas les están asegurando precios en dólares que no hay en ningún otro país de América latina", argumentó Di Maggio.

En el caso de Central Puerto, otro factor que la favoreció es que comenzará a cotizar en Wall Street mediante el lanzamiento de un ADR. La acción ya había saltado 6,19% el viernes y está un 40,8% arriba en la primera quincena, seguida de cerca por Distribuidora de Gas Cuyana, que escaló 35,6%.

Por su parte Central Costanera acumula un 25,7% tras el alza del 7,54% del viernes, Transener 12,4% y Metrogas 17,6%, por nombrar sólo otras tres del rubro.

"Esto es reflejo del ajuste en las tarifas de diciembre, enero y los que vienen. Van a ser semestrales y por arriba de la inflación", analizó Neffa.

De todas formas, no hay que olvidarse del sector bancario o la construcción que también tuvieron un gran día. En el primer caso con subas de entre 11% y 15% en quince días (salvo el Macro) para los que conforman el Merval y en el segundo, escalando hasta 32,1%, con Juan Minetti a la cabeza, seguida de Caputo con 23,2%.