Analistas volvieron a reducir en noviembre sus expectativas de inflación y le dieron luz verde al Banco Central para llevar la tasa por debajo del 60 por ciento.

El relevamiento de mercado ( REM) que cada mes realiza el BCRA confirmó los pronósticos: la suba de precios minoristas a nivel general esperada para los próximos 12 meses, según la mediana, cayó en noviembre dos puntos porcentuales respecto de la encuesta anterior, acumulando así su segunda baja consecutiva.

De esta forma, la entidad que conduce Guido Sandleris queda habilitada a llevar la tasa de referencia (la tasa promedio de las Leliq) por debajo del piso del 60% que había acordado sostener hasta diciembre y, luego de eso, hasta que las expectativas de inflación acumularan dos caídas al hilo.

Según el REM de noviembre, los analistas esperan un incremento en el IPC a nivel general para los próximos 12 meses de 28,6% según la mediana y de 29% en promedio, contra el 30,6% y el 32,1% que preveían, respectivamente, en el relevamiento de octubre.

Para 2018, sin embargo, mantuvieron intactos sus pronósticos, con una inflación esperada del 47,6% en promedio. En 2019, en tanto, ahora prevén que la suba de precios minoristas será del 27,5%, 0,3 puntos porcentuales por debajo del relevamiento realizado en octubre.

El REM de noviembre también mostró una leve desmejora en las expectativas sobre la recuperación de la economía para el año que viene. Los analistas encuestados prevén una caída de la actividad del 1,2% en 2019, contra la baja de 1% que pronosticaban el mes anterior. Para 2018 mantuvieron sus previsiones de una contracción del PBI del 2,4% interanual.

En cuanto al tipo de cambio, los 53 participantes en el relevamiento que realizó el BCRA entre el 27 y 29 de noviembre último esperan que en diciembre de 2018 el dólar se ubique en promedio en $39 (-0,6% por debajo del REM anterior).