El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, deberá definir este martes la tasa de política monetaria utilizada como referencia y todas las miradas del mercado estarán puestas en su proceder en medio de los rumores de una presunta interna con el equipo económico del Gobierno.

La semana pasada, la city porteña atravesó por jornadas de nerviosismo ante las versiones sobre una posible salida del funcionario de la autoridad monetaria, lo cual tuvo un impacto directo en el dólar, que el viernes último cerró a $19,20, según un promedio del Banco Central. 

Los rumores tomaron impulso luego del anuncio de los cambios en las metas de inflación dispuestas por Sturzenegger y apuntaban a una interna con integrantes del Gabinete. 

El nivel de elevadas tasas había cosechado críticas públicas por parte de economistas y ex funcionarios al sostener que dificultaba la productividad y la salida a los mercados. 

Este martes, el Comité de Política Monetaria deberá decidir cuál será la tasa que marca el ritmo de la expectativas del mercado. 

El 26 de diciembre el Banco Central decidió mantener inalterada su tasa de política monetaria, el centro del corredor de pases a 7 días, en 28,75%.

En esa oportunidad, había considerado que el sesgo de la política monetaria era “adecuado para minimizar el impacto de los aumentos de precios regulados que se están produciendo de manera de continuar la baja inflacionaria”.