La encuesta de indicadores laborales (EIL) de enero reflejó una tasa de entrada de 2,4% y de salida de 2,3%; mientras que 11,2% de las empresas indicó que tiene expectativas de aumentar la dotación en los próximos tres meses y 5,7% piensa disminuirla, lo que arroja una expectativa neta de 5,4%.

El subsecretario de políticas Estudios y Estadísticas Laborales, José Anchorena consideró que "las expectativas son altas pero esperamos que sean mayores en los próximos meses".

"Entre 3 y 6 por ciento la expectativa es de relativa estabilidad", evaluó el funcionario.

De acuerdo con las estadísticas, el salario real promedio aumentó 3%. "Apuntamos a un doble objetivo en 2018: que el salario real se mantenga pero también a quitarle inflación a la economía", concluyó Anchorena.