El volumen de exportaciones de trigo en los últimos tres meses alcanzó un total acumulado de 5,3 millones de toneladas, el segundo valor más alto de los últimos 30 años, por detrás de la campaña 2007-2008.

Así lo consignaron el economista en Jefe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Julio Calzada, y Federico Di Yenno, quienes ratificaron que los envíos de trigo en los primeros meses de la campaña 2018-2019 alcanzaron el segundo mayor valor de los últimos 30 años. 

El arribo de camiones al Gran Rosario en los primeros meses de la campaña tuvo correlación en el importante nivel de buques que partieron de los puertos argentinos. 

En este febrero 2019, el precio del trigo local disminuyó bastante siguiendo la menor presión logística del cereal para el resto del año: cayó de 210 dólares la tonelada a 190.

El volumen de exportaciones de enero de 2,5 millones de toneladas se calcula en base a los buques alineados (Line-ups) que se estima ya partieron de los puertos de la Argentina en todo ese mes. 

Con un estimado de nivel de exportaciones de 12,7 millones de toneladas para toda la campaña 2018/2019, en los meses de diciembre y enero ya se exportó más un 42% de lo proyectado para el año. 

"Este abultado cronograma de envíos en diciembre y enero iba a presentar una mayor demanda de corto plazo por parte de los exportadores para hacerse de mercadería y así cumplir con los embarques en este período", indicaron los autores del informe. 

Explicaron que "el sector ya presentaba bajos stocks al inicio de la campaña 2018-2019 luego del fuerte aumento en las exportaciones de trigo del año pasado". 

"La combinación con un recorte en la producción esperada de trigo, que luego de heladas y granizo en ciertas zonas pusieron un techo a la producción nacional, hizo que el precio del mercado doméstico (FAS) subiera más que el precio que se negociaba por la mercadería puesta en buque (precio FOB). Esto hizo achicar el margen bruto de exportación en diciembre y enero", agregaron.