Las provincias productoras de petróleo y gas recaudaron poco menos de 50 millones de dólares menos en regalías por esas dos actividades. Si bien la actividad gásífera creció y hasta julio mostraba una mejora de 38% por 391 millones de dólares, no alcanzó para compensar la caída de 17% que tuvieron las regalías del sector petrolero, que sufrió tanto una caída de actividad como de precios. La provincia más perjudicada por esta situación fue Neuquén, cuya recaudación por la extracción de crudo aminoró 23,5%.

De acuerdo a las últimas estadísticas publicadas por el Ministerio de Energía, que llegan hasta julio de este año, las regalías de petróleo acumulan en los primeros siete meses del año u$s619,5 millones, un 17% menos que los u$s 746,8 millones que generó el sector en el mismo lapso del año pasado. Según el economista especialista en energía Cristian Folgar, “la producción de petróleo y la generación de gasolina está cayendo junto con el precio del barril criollo. Este año se sintió el efecto de la convergencia con el precio internacional”, señaló.

Entre las cuatro provincias con mayor nivel de producción petrolera, Neuquén redujo su recaudación de regalías un 23,5%: en los primeros siete meses del año pasado recibió u$s180,7 millones contra u$s138,2 millones de este año. Los fondos que recibió Santa Cruz por este concepto, por su parte, mermaron un 16,7% (u$s171,9 millones en 2016 y u$s143, 2 en 2017); mientras que la cuenca chubutense le reportó 12,77% menos regalías al tesoro provincial que el año pasado: u$s163,1 millones contra u$s187 millones. Mendoza, la cuarta provincia que más regalías recibe por el petróleo, recibió 8% menos de fondos.

La actividad gasífera, en tanto, mostró el efecto contrario. “En el gas pasó lo opuesto al petróleo, se registró un mayor nivel de actividad y los precios subieron. La producción aumentó alrededor de 3 o 4 por ciento, un poco más según la cuenca y el precio en dólares del gas aumentó este año y además varió el tipo de cambio”, comentó Folgar. Los fondos recibidos por las nueve provincias con actividad gasífera aumentaron un 38%, desde los $4.500 millones hasta los $ 6.218 millones de los primeros siete meses de este año. La cuenca neuquina reportó $1.116 millones más que en el tramo enero-julio del año pasado (46% de incremento), mientras que en Tierra del Fuego esa aceleración fue del 68% explicado por los $600 millones de 2017 y los $355 millones del año anterior. Salta, el tercer productor de gas, elevó 27,8% su recaudación hasta $379 millones.

Si bien las regalías de petróleo y gas están expresadas ofi cialmente en monedas distintas, la conversión a dólares de los fl ujos de fondos a las provincias de la actividad gasífera deja como conclusión que en el balance de ambas actividades el giro de regalías fue de 48,9 millones de dó- lares menor en la comparación interanual, según los cálculos realizados por BAE Negocios. El sector petrolífero reportó 127,2 millones de dólares menos que el año pasado mientras que la compensación del gas fue de 78,2 millones de dólares.

  • Hacienda posterga resultados del déficit fiscal

El Ministerio de Hacienda informó que decidió postergar hasta la semana que viene la conferencia de prensa originalmente prevista para mañana, en la que el titular de la cartera, Nicolás Dujovne, iba a referirse al resultado fi scal del tercer trimestre.

En un breve comunicado, Hacienda aseguró que la suspensión de la conferencia prevista para mañana a las 17 se debió a ‘la veda establecida en el Código electoral’, que, en rigor, comenzará el viernes a las 8.

El encuentro con la prensa “se realizará la semana próxima con fecha y horario a confi rmar en los próximos días”, indicó Hacienda.

De acuerdo a la consultora Ecolatina, el rojo primario acumularía un 2,5% del PBI en los primeros nueve meses del año. Y arriesga que el año cerrará en torno al 4% del PBI, en línea con lo pautado en el Presupuesto de 2018.

En tanto, para el Instituto Argentina de Analisis Fiscal (IARAF), también se sobrecumplirá la meta del tercer trimestre y se alcanzará el 4% a fin de año.

Según los cálculos de Hacienda, el déficit acumulado en el primer semestre ascendió a $144.285,6 millones, unos $50.000 millones menos de lo que estaba previsto.