Un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal reflejó que en los dos primeros meses del año la Ciudad de Buenos Aires y la provincia encabezaron el ranking de distritos con mayor crecimiento interanual (57,1% y 50,1% respectivamente), seguidas por un grupo de provincias que vieron crecer estos recursos por entre el 37% y el 39%, mientras que otro grupo de jurisdicciones vieron tasas inferiores al 37%. El caso de San Luis marca el extremo inferior con un crecimiento del 31,1%. El informe destaca que en los primeros dos meses de 2017 "el nivel subnacional obtuvo el 51,6% de los impuestos recaudados internamente, mientras que en el primer bimestre del corriente año la participación aumentó hasta el 55,6%".

El informe destaca que para eso influyen tres factores. Primero, la restitución gradual a las provincias de la precoparticipación del 15% de la masa coparticipable bruta que se destina a Anses. En segundo lugar el Consenso Fiscal firmado entre el Gobierno nacional y las provincias en noviembre del año pasado, que implicaron "un aumento de ingresos para la provincia de Buenos Aires por $19 mil millones, un potencial incremento para Ciudad de Buenos Aires de $6 mil millones, y una pérdida potencial de recursos para el grupo del resto de las 22 provincias de $15 mil millones, que están compensadas por una partida de giros especial. Por último, Iaraf afirma que el tercer factor es que aún no se hizo efectivo el recálculo del nuevo coeficiente para la Ciudad de Buenos Aires, que aún se mantiene en 3,75% de la masa coparticipable, tras el cambio en 2016 desde 1,4%. El pacto fiscal incluyó el comprosmiso de que ese porcentaje que la CABA aún recibe sea recalculado. "Los datos de envíos de coparticipación del primer bimestre confirman que este envío de alrededor de $1.000 millones extra a la ciudad autónoma, le permitieron a CABA mostrar un crecimiento de sus ingresos por este concepto superior al del resto", concluyó el informe.