Las pymes industriales que  fueron afectadas por falta o deficiencias del servicio eléctrico,  perdieron 500 millones de pesos por ese motivo durante los últimos meses.

Así lo advirtió este lunes Industriales Pymes Argentinos  (IPA), que a través de una carta documento intimó a la empresa Edesur a dar respuestas “inmediatas” ante los perjuicios que  provocaron la falta o el “pésimo” servicio de energía eléctrica  en las zonas afectadas por cortes de luz o caídas sistemáticas de tensión.

“Vuestro silencio o negativa a la propuesta efectuada  implicará el inicio inmediato de las acciones individuales y/o  colectivas que fuere menester”, según la carta documento.

La entidad calculó pérdidas con un promedio de un millón de  pesos por cada una de las más de 500 pymes que sufrieron “microcortes” o falta total de energía.

Según IPA, las tarifas del servicio eléctrico “se incrementaron entre 500% y 700% en los últimos dos años, dejando  al país con el costo energético para la industria más alto de la región e inclusive con respecto a Estados Unidos y Europa, y sin  mejora evidente en la calidad del servicio”.

“Hace dos años que se vienen actualizando los precios de la  energía, dejándonos actualmente con el precio del kilowatt más  alto cuando se lo compara con Brasil, México, Colombia, Estados  Unidos y Alemania, tanto con y sin impuestos. La política  de asignación de costos entre usuarios en la Argentina castiga al sector Pyme y al industrial en general, comprometiendo de esta  manera la competitividad de la industria del país”, advirtió el  presidente de IPA, Daniel Rosato.

Además, el dirigente sostuvo que “estos graves problemas  tienen relación con los cortes del servicio, así como las  constantes caídas de los niveles mínimos de tensión, lo cual ha  provocado ceses temporales de las líneas de producción y rotura de valiosos equipamientos, generando a su vez, serios problemas  de incumplimientos contractuales a las empresas afectadas”.