Debido al derrumbe general en el consumo, la venta de los electrodomésticos cayó en promedio un 37,2%, en noviembre interanual, mientras que en el acumulado de los primeros once meses del 2018 el descenso ya es del 8,4 por ciento.

De acuerdo con el informe de GFK Argentina, al que tuvo lugar este medio, la comercialización de notebooks, netbooks y tablets se hundió un 49,8% en noviembre interanual; televisores bajó un 39%; heladeras, cocinas y lavarropas, 35,1%; celulares, 35%; y pequeños electrodomésticos, 33,9%, entre las principales categorías.

Otra cifra alarmante es que en la comparación entre los meses de noviembre y octubre pasados, la reducción de las ventas en promedio fue del 45,6 por ciento. En este caso, los electrodomésticos más chicos lideraron la caída con el 59%; televisores, 49,8%; y celulares, 48,8 por ciento.

Las causas centrales de la retracción en las compras de bienes durables fueron el aumento significativo de los precios y la reducción del poder adquisitivo de la población. Según la consultora DatosClaros, a través del sistema Price Intelligence (mide publicaciones de marcas en folletos y sitios web de supermercados y cadenas de electro), los precios "muestran subas muy claras, si se compara el período eneroûnoviembre 2018 versus igual período de 2017".

La suba promedio de los precios en artículos de tecnología y electrodomésticos fue de un 31% entre enero y noviembre. En el desglose por productos, los televisores planos aumentaron un 37%; las heladeras, 22%; celulares (21%); aires acondicionados (19%), lavarropas (18%) y microondas (15%), entre algunas de las categorías más emblemáticas.

Por ejemplo, el precio promedio de los TV planos en el 2017 era de $13.941 y en 2018, saltó a 19.110 pesos. En tanto, los celulares pasaron de costar 20 mil pesos en 2017, a 24 mil el año pasado.