El Banco Central activará el próximo martes la segunda etapa de su estrategia de política monetaria relacionada con las Lebac, cuyo stock asciende a los 600.000 millones de pesos y un cuarto está en poder de las entidades financieras.

Según comunicó hoy la autoridad monetaria, al finalizar el proceso los únicos tenedores de estos instrumentos serán los bancos del sistema financiero local, lo que permitirá "mejorar la eficacia de la política monetaria para combatir la inflación, fomentar el desarrollo del sistema financiero y fortalecer nuestra economía".

1. En la próxima licitación a realizarse el martes 18, el Banco Central ofrecerá hasta 150.000 millones de pesos de Lebac para ser suscriptas por participantes no bancarios contra un vencimiento estimado de 300.000 millones en manos de los mismos. 

2. Las entidades bancarias sólo podrán participar en las licitaciones primarias de Lebac por cuenta y orden de terceros no bancarios.

3. Para las entidades bancarias el Banco Central ofrecerá Notas del Banco Central (NOBAC) a 1 año de plazo y Letras de Liquidez (LELIQ). Estas últimas se consolidarán como el principal instrumento de esterilización del BCRA.

4. Simultáneamente el Ministerio de Hacienda ofrecerá Letras del Tesoro, que servirán como alternativa de inversión en pesos para todos los participantes. 

5. El BCRA y el FMI han acordado modificaciones al programa que permiten la disponibilidad de recursos adecuados en moneda extranjera para asegurar el buen funcionamiento del mercado de cambios a lo largo de esta operación. En el caso que sea necesario, el BCRA ofrecerá dólares de sus reservas mediante subastas.

6. Finalmente, para garantizar un ordenado proceso de reducción de LEBAC, el BCRA anuncia el incremento de 5 puntos de los encajes obligatorios a partir del miércoles 19 de septiembre, permitiendo la integración de dicho incremento en Notas y Letras del Banco Central para el caso de los depósitos a plazo. El BCRA estima que la integración de encajes, tanto nuevos como por re-intermediación bancaria (aproximadamente 150.000 millones de pesos), la colocación de Letras del Tesoro, y la venta de divisas, representarían una absorción monetaria mayor a la cancelación parcial de LEBAC, resultando una contracción proyectada de la liquidez del mercado de hasta 100.000 millones de pesos.