La licitación de Letras del Tesoro en dólares que finalizó ayer dejó en evidencia la fuerte huida de fondos especulativos del país que comenzó el lunes. Tras cancelar la emisión de la letra más larga que había ofrecido, para marzo de 2020, por falta de interés de los tenedores, Hacienda apenas logró renovar el 43% del vencimiento de esta semana con participación casi exclusiva de entes públicos a un plazo de 105 días. La Anses y otros organismos ayudaron al Gobierno a moderar el salto de la tasa pero a costa de obtener un rendimiento del 7,18% real anual, casi 20 puntos menor al que se negociaba en el mercado secundario.

La cartera que conduce Nicolás Dujovne colocó US$409 millones en Letes que vencerán el 29 de noviembre, dentro de sólo tres meses y medio. La tasa convalidada del 7,18% implicó un fuerte salto respecto del 4% que había pagado en las últimas licitaciones. Sin embargo, el número es mucho menor de lo rendían ayer mismo en el mercado secundario: 25% anual para instrumentos de cortísimo plazo. Es que la ola vendedora de activos argentinos desatada tras la contundente derrota del oficialismo en las PASO llevó los precios de los papeles a valores de default.

Los organismos públicos tenían en sus manos US$375 millones, el 39,5% de los US$950 millones en Letes que vencen este viernes. Es decir que los privados apenas renovaron US$34 millones. Así, el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses, la caja de los jubilados, embolsará una cuarta parte de lo que paga el mercado secundario.

La Anses y otros organismos obtuvieron una tasa casi 20% menor a la que paga el mercado

"Hoy lo que hay son retiros de fondos comunes de inversión, que generan un estrés en las letras de corto plazo en pesos y dólares, que al no haber compradores llevan las tasas a valer muy por encima del 100% y 25% respectivamente. Había un mercado muy comprado que llegó a las PASO con otra expectativa que se está reacomodando a otro escenario y llevó los valores a niveles de default", planteó Santiago López Alfaro, de Delphos. Por esos mismos temores de una reestructuración de la deuda, el Bonar 2020, un título que vence en 14 meses, tiene un rendimiento del 60% anual.

Este escenario pone en serio riesgo a las escasas reservas del Banco Central, que sólo entre el lunes y el martes perdieron US$1.268 millones, unos US$300 millones por la intervención para contener el dólar y casi todo el resto por fuga de capitales. El programa financiero empieza a crujir. El Gobierno necesita rollear a 2020 el 46% de las Letes privadas y hasta el momento sólo consiguió que el 20% lo haga. De acá a las generales de octubre, habrá vencimientos de letras por US$8.456 millones que serán una dura prueba.

También serán claves los vencimientos de Lecap en pesos por $384.638 millones, el equivalente a US$6.900 millones, que ante la crisis podría correrse en masa al dólar.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos