El tipo de cambio minorista subió ayer 4 centavos a $46,12 en el promedio de los bancos de la city porteña y el mayorista subió 3 centavos a $44,93. Pese a la calma del dólar a escala global, el Banco Central tuvo que intervenir en el mercado de futuros para evitar un alza mayor. Además, prendió al máximo la aspiradora de pesos y el stock de Leliq alcanzó un nuevo récord (ver aparte). La tasa quebró el piso de 70%. Fue una rueda más ajetreada en el mercado cambiario en la que la cotización de la divisa se movió con altibajos. Aunque el volumen operado se redujo 5%, se mantuvo en un nivel elevado de US$836 millones, lo que mostró que la demanda sigue activa