El Ministerio de Hacienda licitará hoy y mañana Letras del Tesoro (Letes) en dólares a 210 días con vencimiento el 20 de diciembre y reabrirá unas Letes a sólo 63 días de plazo que vencen el 26 de julio. En una semana de incertidumbre tras el anuncio de la fórmula Fernández-Fernández, el Gobierno enfrentará una prueba importante que había decidido gambetear hasta el momento: colocar letras que se pagarán durante el próximo mandato presidencial.

Este viernes vencerán u$s853 millones y el Ejecutivo buscará renovar algo más. Pondrá en juego u$s600 millones en las Letes que vencen antes de las PASO y u$s300 millones en las más largas. La lupa del mercado estará puesta en tanto en el porcentaje de renovación que se obtenga como en la tasa que tenga que convalidar para colocar las letras a 210 días.

En las últimas licitaciones y ante las crecientes tensiones financieras, Hacienda renovó porcentajes decrecientes de los vencimientos por lo que debió cubrir con las reservas los dólares salientes. Además, acortó los plazos de los títulos para evitar que caigan en el próximo mandato.

Los operadores consultados por este diario esperan que el grueso de los inversores ingresen a la letra a 63 días y creen que el título largo es una gran incógnita.