Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) alertó que las lluvias del pasado fin de semana apenas alcanzaron a cubrir el 40% del área afectada por la sequía. Aun restan 6 millones de hectáreas entre soja y maíz por plantar.

Las lluvias del sábado 16 de diciembre hicieron foco en el sur de Santa Fe, donde algunas localidades como Godeken recibieron la mayor descarga de agua cercana a los 80 milímetros (mm), afirmó la Bolsa. Los mayores acumulados se midieron en una estrecha franja que llegó hasta Monte Buey, en el este de Córdoba y se extendió hasta Rosario. Allí, hubo lluvias de 50 a 60 mm. Se tratan de 1,7 millones de hectáreas que tuvieron un gran "auxilio" del agua.

En campos en donde sólo un 30% del área recibió más de 40 mm, los cultivos y sobre todo el del maíz temprano va a notar una mejoría en los próximos días.

La mala noticia es para aquellas áreas menos favorecidas, donde para la BCR "hay mucha preocupación". Se tratan de 6 millones de hectáreas que siguen a la espera de nuevas lluvias para sembrar, mientras observan cómo los cultivos se deterioran.