El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, difundió ayer un balance de su gestión y aprovechó la oportunidad para disparar contra el principal candidato a reemplazarlo en su cargo, Sergio Lanziani, actual ministro en Misiones. El exvicejefe de Gabinete aseguró que no habló con Lanziani ni se activó ninguna transición en el área.

"Sólo lo tratamos cuando quisimos cobrarle a la distribuidora eléctrica de Misiones los $6.200 millones que le debe a Cammesa", dijo Lopetegui y resaltó que esa deuda equivale "un año de consumo de luz de la provincia, por lo que se puede decir que hace un año que están colgados".

Según las cuentas del gobierno nacional, EMSA, la distribuidora misionera, es la principal deudora de Cammesa en un grupo de provincias que deben un total de $25.536 millones por la entrega de energía mayoría que reciben.

Como contrapartida, durante su gestión en Misiones, Lanziani demandó a la Nación por las regalías de la represa Yacyretá y logró que se le reconociera a la provincia el 30% de la factura que paga Misiones a la distribuidora nacional Cammesa. Semana atrás, el posible integrante del Gabinete de Alberto Fernández afirmó que el Estado nacional le debe a Misiones 10 años de regalías y que no son tenidos en cuenta en las cifras que difundió Lopetegui.