Si bien la sorpresa por el 3,3% de inflación en octubre, informado por el Indec, generó algunas sospechas en redes sociales, las mediciones provinciales mostraron correspondencia y se manejaron en niveles similares a los del IPC Nacional. El IPC CABA mostró una suba de 2,8%, incluso por debajo, y el de San Luis una de 3%. Ambos fueron publicados ayer.

La Dirección General de Estadísticas y Censos de la CABA registró una interanual de 47,2%. Su par de San Luis indicó que la interanual puntana alcanzó el 51,1%. En lo que va del año totalizó 43,4%.

El IPC CABA fue traccionado por los alimentos y bebidas, con un incremento de 3%, que sumó 0,51 punto al índice. Al interior de la división los principales impulsos provinieron de Leche, productos lácteos y huevos (3,6%), Pan y cereales (2,5%), Aguas minerales, bebidas gaseosas y jugos (4,4%) y Carnes y derivados (2,1%).La Salud registró un incremento de 4,3%, con una incidencia de 0,38 punto. Además, Prendas de vestir y calzado subió 6,1% y tuvo una incidencia de 0,37 punto. Transporte se elevó 2,3% y aportó 0,28 punto. Bienes y servicios varios aumentó 4,9% e incidió 0,25 punto.

En San Luis, la canasta básica compuesta por 301 productos tuvo su mayor incidencia respecto del mes anterior en el sector de otros bienes y servicios, 4,5%; atención médica y gastos para la salud un 4,3%; esparcimiento, 4,2%. También, educación un 3,8%; transporte y comunicación, 3,7%; indumentaria un 3,1% y alimentos y bebidas 2,6%.

noticias relacionadas