El continuo avance del dólar refleja el "nivel de incertidumbre que domina la perspectiva política y económica argentina", señaló un informe de la Universidad de Belgrano.

Según el último reporte del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de esa casa de estudios, el dólar "es la moneda de reserva por excelencia que utilizan los argentinos para preservar a largo plazo el valor de sus ahorros". 

"Su demanda crece en tiempos de incertidumbre y se aminora en períodos de calma, debido a la experiencia negativa de quienes conservaron sus ahorros en moneda nacional en episodios como el Rodrigazo de 1975, la hiperinflación y el plan Bonex de 1989 o el Corralito de 2001", indicó el director del CENE, Víctor Beker.

Según el directivo, "lo excepcional del caso argentino estriba en que no existe ninguna alternativa de ahorro que ofrezca garantías equivalentes al dólar". 

"Frente al desarme requerido por el FMI de la montaña de LEBAC, el gobierno pretendió ofrecer alternativas en pesos: NOVAC, LETES y LELIQ. Pero la preferencia de los ahorristas tiene una sola denominación: el billete verde", añadió.

Beker consideró además que "en los tiempos que corren, la incertidumbre abarca tanto el plano de la economía como el de la política" en tanto que "son demasiadas cuestiones como para tomar decisiones de largo plazo".

Por último, se preguntó: "¿Habrá oferta suficiente para satisfacerlos hasta diciembre de 2019?.