No sólo es cada vez más complicado acceder a la compra de una propiedad por las altas tasas de los créditos y la devaluación del peso, sino que vivir en la Ciudad también es difícil para aquellos que deben alquilar. En rigor, según un informe publicado por la Dirección de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, el alza de los alquileres porteños en los primeros tres meses del año superó ampliamente a la inflación.

La suba en términos interanuales fue del 35,03 por ciento en promedio para el primer trimestre de 2018, cifra superior a la variación de los precios estimada por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de la Ciudad de Buenos Aires que había alcanzado el 25,4 por ciento para el mismo período. En marzo el aumento fue de 2,1% y en el primer trimestre acumuló un incremento del 6,5%.

El informe oficial se dio a conocer luego de que el gobierno porteño decidiera que los depósitos y el primer mes de alquiler puedan pagarse en cuotas, para activar el mercado inmobiliario.

El informe, que tiene en cuenta el valor de las propiedades de 1, 2 y 3 ambientes usados en la Ciudad, muestra subas por arriba del 30 por ciento, aunque todos los casos marcan una leve desaceleración respecto de las subas registradas en el trimestre previo.

Los departamentos de 3 ambientes fueron los que más incrementaron su valor al crecer un 35,7 por ciento. El precio promedio de una propiedad base de 70 metros cuadrados fue de 16.418 pesos en los primeros tres meses del año.

Le siguen los monoambientes, que subieron un 35,1 por ciento en el primer trimestre y una unidad base de 30 metros cuadrados alcanzó un precio de 7.607 pesos.

Por último los departamentos de 2 ambientes mostraron una suba levemente menor al alcanzar el 34,3 por ciento. Por lo tanto, una unidad base de 43 metros cuadrados tuvo un valor de 10.279 pesos.

Los barrios más caros para alquilar un monoambiente fueron Palermo, Recoleta y Belgrano, con valores en promedio de 8.643, 8.555 y 8.089 pesos. En el otro extremo, los departamentos de 1 ambiente más baratos se ubicaron en Villa Luro (5.858 pesos), Floresta (6.137 pesos) y Monte Castro (6.466 pesos).

Financiar al inquilino

Rodríguez Larreta anunció la renovación del plan hipotecario "Primera Casa BA" que acepta ingresos formales e informales y aumenta el crédito y el límite del valor de la propiedad a comprar, con las "tasas más baratas del mercado".

Al presentar el programa de financiamiento para inquilinos, el jefe de Gobierno porteño dijo que su administración está tomando medidas para que la situación por la que atraviesan quienes quieren alquilar "pueda mejorar".

Por su parte, el presidente del Instituto de la Vivienda de la Ciudad, Juan Maquieyra, señaló que el gobierno comunal trabaja con las empresas que ofrecen garantías para que no solo cubran falta de pago sino también daños en la vivienda pagaderos en cuotas. "En lugar de pagar los dos meses de depósito, alrededor de 22 mil pesos, más otros 20 mil por una garantía, solo se pagara 20 mil en cuotas, con cual se disminuye considerablemente lo que se paga en el primer mes de alquiler", manifestó Maquieyra.

El presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (CUCICBA), Armando Pepe, cuestionó el plan del Gobierno porteño para darle créditos a los ciudadanos que quieren alquilar una vivienda y aseguró que se da "una situación extraña".

"Si el inquilino no tiene el dinero para abonar un mes adelantado de alquiler cuando ingresa a la propiedad tampoco lo tiene para pagar en el segundo mes, dado que además va a estar pagando un crédito", dijo Pepe en declaraciones a FM Concepto .

Por ello, Pepe analizó como "medio descabellado" que el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta apueste a un programa que de entrada a las generaciones una deuda a las personas que pasan por una situación económica complicada al punto de no poder alquilar un inmueble por sus recursos medios .

"Mucho no lo entiendo. Al paso que vamos a hacer con estas cosas, vamos a terminar el gobierno de la ciudad pagando los 24 meses de alquiler para que el inquilino pueda vivir en una vivienda digna en vez de construir una vivienda y darle un crédito para que puede pagarlo", dijo Pepe.