El costo del transporte subió 3,7% en julio pasado, la segunda alza más fuerte del año, informó la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas ( Fadeeac).

En lo que va de 2019 el aumento de los costos del sector roza el 23% y llega al 60% en los últimos 12 meses.

El pago del primer tramo del acuerdo partidario y el aumento del combustible son los principales impulsores del incremento.

La variación del dólar y las tasas de interés completan un escenario que afecta la competitividad del sector.

En un marco macroeconómico de baja de las tasas de interés domésticas -igualmente elevadas para un normal desarrollo de la actividad- el aumento de julio se explica a partir de variaciones en los rubros Personal y Combustibles, fundamentalmente.

El aumento del costo laboral se debió al pago del primer tramo del acuerdo paritario de 2019, con su impacto directo en Personal (Conducción) del 11,5%, y en los rubros componentes relacionados: Reparaciones (2,63%) y Gastos Generales (6,5%).