Enviado especial a Mar del Plata

La encuesta de expectativas que se realiza en todas las ediciones del Coloquio de IDEA  mostró que por tercer año consecutivo hubo una fuerte frustración de los ejecutivos de las empresas más grandes del país por los resultados de la gestión de Mauricio Macri. Según el índice, el 82% dijo que la situación económica del segundo semestre es peor de lo que esperaban, y ya sitúan sus esperanzas en el cambio de Gobierno.

“Los ejecutivos consultados sostienen una percepción adversa de la situación económica nacional del segundo semestre. Confían en una tendencia hacia la mejora para el próximo período”, señaló el informe que realizó la consultora D’Alessio Irol.

Según el analista Luis Secco, que participó de la presentación del informe, “el epicentro del pesimismo es la industria” debido a que “sin divisas el sector no puede funcionar”, al señalar las restricciones cambiarias como uno de los ejes problemáticos que enfrenta la administración Macri.

En el cónclave empresario de mayor afinidad con Cambiemos se vio el choque con la economía en crisis. Y se verificó en un hecho fuertemente significativo: en las tres encuestas realizadas durante los cuatro años de gestión la frustración de las expectativas profundizó la inestabilidad en el sector privado. Uno de esos puntos se manifestó en el derrumbe de la inversión.

“Las inversiones caen al orden de magnitud del segundo semestre de 2014”, precisó D’Alessio, que a la vez reveló que apenas “el 12% de los consultados confía en incrementar las inversiones”. “Este valor se ve en empresas pequeñas y medianas; y en el sector industria”, destacó el informe. El dato es preocupante en la comparación con los mercados emergentes, en donde Argentina buscó hacer pie. Según los datos, el país tiene una relación inversión/PBI del 13%, muy por debajo del promedio de otras economías de naciones del segmento, con piso del 20%, según afirmó Secco.

De los ítems relevados, inversión, empleo y ventas son los aspectos más negativos de la serie. De ahí que esperan que lo que viene será mejor. “Peor no se puede estar”, es la sensación que surgió como análisis de los encuestadores. Esa mirada optimista en medio de la crisis, sin embargo, fue reiterativa ante cada pozo, como sucedió en la edición 2018 pos crisis cambiaria. De ahí la frustración.

Reforma laboral, impositiva e inflación, los reclamos al próximo Gobierno

Los 240 ejecutivos que respondieron la encuesta -récord de participación- hicieron un cuadro de necesidades para que el sector privado se recupere. La baja de la inflación y las reformas impositiva y laboral son el tope de la agenda de las empresas. Los aumentos en los precios y la inestabilidad en las rentabilidades fue lo que más ascendió en la preocupación del sector.

El efecto de la corrida cambiaria con un salto en la inflación pos PASO puso en alerta a las empresas. Mientras que en julio pasado el índice estaba en el tercer puesto, en la actualidad es la principal variable de la pérdida de competitividad y la que más creció entre los 14 puntos que relevados.

El crecimiento de los niveles de desempleo fue uno de los puntos más tratados en el Coloquio de IDEA, con la presencia de dirigentes sindicales promocionando el diálogo social. Aún con entendimientos en materia laboral, la expectativa de mantener los puestos de trabajo es apenas del 34% y un 19% piensa aumentar su dotación. En tanto que el 47% restante considera que el empleo se reducirá. Esta situación se agravó pos PASO.

Así, la incertidumbre se instaló en Mar del Plata. Nadie confía en arriesgar sobre el futuro del dólar, las tasas de interés para el financiamiento y el riesgo país. Todos coinciden en que la volatilidad se mantendrá.

Te puede interesar:
 

Empresarios piden reformas laboral, fiscal y previsional

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos