A pesar del fuerte ajuste impulsado por el presidente Mauricio Macri, los intereses de la deuda siguen deteriorando el equilibrio fiscal, advirtió hoy un estudio académico. 

El Índice de Equilibrio Fiscal (IEF) elaborado por el Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano retrocedió en julio un 7,2%, en comparación con el mismo mes del año pasado, aunque mejoró un 10,6% respecto de junio.

"Se verificó un nuevo avance en los pagos de intereses de la deuda pública, cuya magnitud representó en julio pasado un 77% del déficit fiscal. También crecieron los gastos de capital, principalmente en el rubro del transporte", señaló Víctor Beker, director del CENE. 

Y aclaró: "La mejora registrada en comparación con junio tiene que ver, fundamentalmente, con que, en ese mes, la administración nacional debió afrontar el pago del medio aguinaldo".

El registro que realizó la casa de estudios se calcula como el cociente entre los gastos y los ingresos totales. El valor 100 indica una situación equilibrada; por encima de dicho valor denota superávit, y por debajo, déficit.

En el primer semestre, el pago de Intereses Netos aumentó 31,7% (en 18.304 millones de pesos) respecto del primer semestre de 2017.  El concepto se refiere a las erogaciones realizadas con motivo del pago de intereses de la deuda pública y de otras deudas en retribución al financiamiento recibido. .

El ajuste fiscal lo pagan las provincias

El mejor resultado alcanzado en la ejecución presupuestaria durante el primer semestre del año es atribuible a un ahorro en los gastos, como consecuencia de un recorte en la compra de bienes y servicios no personales y de una baja sustantiva en las transferencias a provincias, tanto corrientes como de capital. 

Las transferencias corrientes a las provincias y la ciudad de Buenos Aires fueron ajustadas un 14,5%, mientras que las transferencias al sector externo aumentaron 41,1% con relación al primer semestre del año anterior. 

En tanto, las transferencias de capital a las provincias y la ciudad de Buenos Aires se recortaron un 53,7%.De este modo, si bien el Resultado Primario para el primer semestre de 2018 fue negativo (en 125.511 millones de pesos), presenta un déficit 37,5% inferior al del primer semestre de 2017.

Mientras tanto, el Resultado Financiero fue deficitario en 270.226,3 millones de pesos, un 13% inferior al registrado en igual período de 2017.