Los puntos centrales de la reforma tributaria que la Cámara de Diputados  aprobó esta madrugada y giró al Senado, son los siguientes.


► Por primera vez se grava la renta financiera, que será del 5% sobre la rentabilidad. 
► Las indemnizaciones y retiros voluntarios pagarán ganancias, cuando se trate de montos superiores a los previstos en la ley de contrato de trabajo.
► Las bebidas azucaradas mantienen el actual impuesto de 4% para aquellas gaseosas que tienen jugo de limón, y 8 por ciento para las analcohólicas, con o sin azúcar.
► El proyecto propone medidas para incentivar la inversión empresaria al establecer la rebaja en las alícuotas del 35% al 25% para las empresas que reinviertan sus ganancias.
► Las empresas no pagarán aportes patronales hasta una remuneración bruta de $12.000 para 2022, en una escala que comienza el año próximo con $2.400 pesos, prosigue en 2019 con $4.800, en 2020 con $7.200 y en 2021 con $9.600 pesos.
► Se rebaja a la mitad el IVA de los pollos, cerdos y conejos, con el fin de permitir que bajen los precios de esos productos alimenticios de neto corte proteico y que son clave de la canasta familiar. 
► Se incluye en la devolución del IVA hasta 300 pesos para las empleadas de casas particulares.
► Se eleva de 4% a 5% la alícuota que grava el importe facturado por la provisión de telefonía celular y satelital al usuario.
► La AFIP podrá seguir o no con la acción penal cuando así lo considere, ante una presentación espontánea del contribuyente.
► Se incluyó una deducción especial para las mutuales de un millón de pesos por los gastos efectuados en servicios sociales, para que no sea alcanzado por el impuesto a las ganancias.
► El impuesto interno a las cervezas, del 17% previsto en el proyecto original se redujo al 14%, mientras que para las artesanales el gravamen quedó fijado en un 8%.
► Los artículos 23 y 24 de la reforma que proponían gravar con el impuesto a las Ganancias a cooperativas y mutuales, fueron descartados.