La participación de los trabajadores en la distribución del ingreso cayó a su punto mínimo de toda la era Cambiemos. El fenómeno continúa profundizándose: en el segundo trimestre del 2019 bajó al 42,5% y se alejó aún más del histórico fifty-fifty. Eso incluso antes de la devaluación posterior a las PASO, que ya marcó una baja de 2% real en los salarios de trabajadores estables de agosto. En la comparación interanual, la participación de los asalariados cayó 4 puntos.

Los datos correspondientes al segundo trimestre del 2019, publicados hoy por el Indec, mostraron una dinámica bastante clara: los patrones son el 3,4% de las personas que participan en la producción nacional, los trabajadores son el 74,1%. Sin embargo, los primeros se llevaron el 47,4% en el reparto de esa producción y los segundos apenas el 42,5%. Pocas personas se llevaron más porciones de la torta que la gran mayoría.

Fue la primera vez que la participación de los empresarios trepó por encima de la los trabajadores. La tendencia ya logró modificar la distribución. La baja del salario real es la principal explicación de este fenómeno, que arrancó en 2016 y que fue profundizándose. En el primer trimestre de ese año la parte de los asalariados fue el 54,6% (el dato no es comparable por cuestiones de estacionalidad) y en el segundo trimestre de ese 2016 fue el 48,1%. Cayó casi 6 puntos desde entonces.

Desde la consultora LCG analizaron: "La pérdida de participación del factor trabajo se explica por la caída del salario real, dada una dinámica de los precios creciendo a una tasa superior a lo que lo hacen los salarios. Además, hay que tener en cuenta que esta remuneración al trabajo asalariado se compone no solo del sueldo recibido por los trabajadores, sino también de las contribuciones a la seguridad social realizadas por los empleadores, esto implica que no toda esa participación es la que efectivamente está en el salario de bolsillo".

Los patrones son el 3,4% de las personas que producen, pero recibieron el 47,4% del total

Mientras que la agregación de valor durante el segundo trimestre creció 51,6% interanual en términos nominales, el excedente de explotación, tal como lo denomina el Indec, trepó 61,1%. Bien por encima. En cambio, la remuneración al trabajo asalariado subió 38,7%.

Al cuadro lo completan los cuentapropistas. Son el 21,8% de las personas que participaron en la producción y se llevaron el 11,5% del total. La suma de asalariados, patrones y cuentapropistas no da 100% porque hay que restar los impuestos netos de subsidios a la producción, que equivalió a un negativo de 1,4%.

El dato de la distribución capital-salario fue publicado por el Indec, curiosamente, el 17 de octubre, día clave para la liturgia peronista. Las alusiones a la declarada búsqueda de Juan Domingo Perón de alcanzar el fifty-fifty fueron inevitables entre analistas. Más allá del valor simbólico del concepto, en muchos países desarrollados la distribución es más favorable a los asalariados.

Lo destacó LCG: en Estados Unidos y Canadá supera al 60%, en China es del 60%, en Alemania, Francia, Japón y Reino Unido está por encima del 55%. En ese sentido, Argentina se acerca a los niveles del resto de los países de la región, aunque es superada por Brasil y Colombia, que tienen participaciones de 53,1% y 57,7% para los trabajadores, respectivamente.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

La inflación fue de 4,3% y la desaceleración entra en conflicto con los objetivos de Guzmán

Con inflación récord, se achica el margen del Gobierno para reactivar

En octubre se mantuvo a la baja el uso de las máquinas industriales al 62,1%

La utilización de maquinaria industrial cayó a niveles de 2002

Desarrollo Social motorizará microcréditos productivos a baja tasa de interés

Junto a Cristina, Alberto anunció el plan en el Congreso

El nuevo gobierno profundizó el armado de un gabinete inclinado hacia la producción nacional

Fernández apuesta a un cambio de agenda en lo económico

El crédito cayó en noviembre y es el desafío del nuevo equipo económico

La crisis fabril y la estricta regulación monetaria fueron de la mano

Fin de ciclo: La economía que deja Macri

Fin de ciclo: La economía que deja Macri

Un equipo económico con la mira puesta en el desarrollo

El equipo de Alberto Fernández intentará impulsar lo productivo para favorecer el crecimiento de las exportaciones.

El equipo económico, ante un escenario de crisis y la necesidad de reestructurar

El equipo económico, ante un escenario de crisis y la necesidad de reestructurar

La inversión productiva sobre PBI cayó a su menor nivel histórico

Tropezón y caída

Por el cepo, el mercado ajustó a la baja sus proyecciones de inflación

Por el cepo, el mercado ajustó sus proyecciones de inflación