Los usuarios de Edenor y Edesur del Conurbano y de Capital Federal deberán afrontar aumentos de alrededor del 70%, que se aplicarán en dos tramos en diciembre y febrero próximos, según propuso ayer el Gobierno en la audiencia pública en la cual se analizaron las tarifas eléctricas.

El aumento para los hogares y comercios que consuman más de 150 kilovatios hora durante el mes será mayor, según los datos revelados por el Ministerio de Energía en la Audiencia que se llevó adelante este viernes en el Palacio de las Aguas Corrientes de esta capital. El 90% de los usuarios de Edenor y Edesur tendrán que afrontar aumentos de hasta el 39% en el primer tramo el alza en diciembre y de hasta 18% en el segundo incremento, que las empresas aplicarán a partir de febrero de 2018. El otro 10% de los usuarios tendrá un ajuste del 47% en diciembre y otro 28% en febrero, sin computar las cargas impositivas.

En el caso de Edesur de la Ciudad de Buenos Aires, incluye un 21% de IVA, un 6,3% de contribución municipal y un 0,6% del Fondo de Santa Cruz, con lo que la factura trepará a 567 pesos por mes. Si se agrega el aumento de febrero, la boleta trepará a 530 pesos sin impuestos, que si se los considera llegará a 670 pesos mensuales. El aumento acumulado en la factura final para los usuarios de menor consumo en el interior será de 38%.

AySA cobrará por consumo
La empresa AySA activó a partir de este mes una nueva modalidad de facturación de los consumos residenciales y tal cambio ”no representa un incremento en los ingresos de la compañía“, afirmaron fuentes de la empresa. La modificación implica que, los “usuarios medidos dejan de pagar el componente del Cargo Fijo que se facturaba en función de la superficie (metros cuadrados) del inmueble, y pasan a pagar en función a los metros cúbicos de agua que consumen”.