El anuncio, a una hora del cierre del mercado, de Miguel Ángel Pichetto como compañero de fórmula de Mauricio Macri de cara a las presidenciales despertó una rápida euforia entre los inversores especulativos. Las acciones y bonos argentinos se dispararon. Aunque los analistas advierten que no puede tomarse como tendencia definitiva, plantean que algunos grandes fondos leyeron en la noticia mejores condiciones para un triunfo oficialista, algo que prefieren al considerar que así tendrán condiciones más favorables para renegociar una deuda que saben impagable.

La presentación del vice con el que Macri enfrentará a la dupla Alberto Fernández-Cristina Fernández generó un salto de las cotizaciones, típico ante noticias de este calibre. Los operadores afirmaron que habrá que esperar algunas ruedas más para tener mayores certezas del cómo evolucionará el cuadro actual. Pese al rebote, los golpeados activos argentinos permacen en un muy bajo nivel producto de los temores de default que despertó el endeudamiento récord realizado por el Ejecutivo y el estallido del modelo económico.

Para Sabrina Corujo, jefa de research de Portfolio Personal, la euforial del cierre de hoy marcó una clara señal: “La noticia de Macri-Pichetto le gustó al mercado porque le daría una mayor competitividad a Macri para una posible reelección. Ahora habrá que esperar una nueva ola de encuestas con las dos principales fórmulas ya definidas”.

El analista financiero Christian Buteler coincidió: “Lo que estamos viendo ya en el mercado es una aceptación, al menos en primera instancia. La semana que viene, cuando salgan las encuestas con estos nuevos datos, veremos cómo resultan. Y el mercado irá ajustando su comportamiento a cómo venga la intención de voto”.

Santiago López Alfaro, socio de Delphos, sostuvo que “lo que refleja la decisión del Gobierno es que claramente no se veía ganador, así como muchos dijeron lo mismo cuando Cristina se corrió, puso a Alberto Fernández y buscaron unirse con Massa”.

“Hay que esperar una semana por lo menos para saber cómo reacciona el mercado, por tres operaciones de cierre no se puede decir que el mercado tomó una determinada tendencia”, advirtió el economista Estanislao Malic, quien puso el foco en el plano estructural y aseguró que la clave es la situación económica y no el escenario político. “Primero hubo corrida y disparada del riesgo país. Y después apareció el riesgo de que Macri pierda las elecciones producto de esa corrida”, sintetizó.

“Lo que ve el mercado es insustentabilidad, un sector externo totalmente deteriorado, un modelo que dilapidó reservas a un ritmo inusitado, no hay dólares y por eso un bono que vence en un año y medio está pagando 18% de tasa. Los fundamentals son pésimos, entonces lo lógico es salir de Argentina, como ocurre desde hace un año. El riesgo país bajó de 1.000 a 800 y pico. Ok. Pero estructuralmente la tendencia es que el mercado está saliendo. Hoy el Gobierno tampoco puede emitir deuda”, dijo Malic, que no descartó un nuevo declive después del éxtasis.

Con ese cuandro estructural, la gran pregunta es por qué el mercado saltó hoy. Ante vencimientos impagables por US$150.000 millones que quedarán como herencia para el próximo mandato, los acreedores prefieren ir a negociar con un Ejecutivo 100% promercado. Incluso aunque CFK se definió “pagadora serial” de deuda.

“Puede haber una preferencia por un Gobierno más promercado porque va a dar mejores condiciones si se renegocia. La historia demostró que los gobierno liberales están dispuestos a avanzar sobre cuestiones internas para cumplir con la deuda y cuando hacen canjes, como hizo Federico Sturzenegger, los hacen de forma muy perjudicial para Argentina”, afirmó Malic. Aunque aclaró que ese comportamiento está más ligado a los llamados fondos buitre. “Los grandes jugadores (las compañías de seguros, los fondos comunes de inversión) piensan en tener un papel con un rendimiento más o menos digno y un esquema macroeconómico que garantice que eso se va a pagar. Y eso el macrismo ya demostró que no lo puede brindar”, dijo.

López Alfaro hizo un planteó divergente: “Este Gobierno emitió cerca de US$80.000 millones en bonos que fueron comprados por los fondos gigantes del exterior y ellos confían en el acuerdo con el FMI y quieren mantener el statu quo. No quieren salir a negociar con nadie más. Y esos fondos definen de alguna manera el precio”.

Más notas de

Juan Strasnoy Peyre

Deuda: el Gobierno lanza la oferta final y la extiende hasta el 4 de agosto

Alberto Fernández y Martín Guzmán salndrán en busca de las adhesiones para activar un canje global

Deuda: cerca de acordar con el grupo ACC, Guzmán sale en busca de aliados de BlackRock

Guzmán busca traccionar a fondos aliados a BlackRock al canje de deuda

Estiman que la pobreza cerró arriba del 40% el primer semestre

Estiman que la pobreza cerró arriba del 40% el primer semestre

Tras el derrumbe récord de la actividad, el Gobierno diseña la extensión del paquete anticrisis

Alberto Fernández encabezó por primera vez una reunión de gabinete económico

Deuda: pese a la resistencia de Blackrock, el Gobierno avanzará en una inminente enmienda

Pese a la resistencia de Blackrock, el Gobierno avanzará en una inminente enmienda

Deuda: la oferta en debate supera los USD50 y tiene el guiño del FMI

Guzmán y Fernández buscan un piso de adhesiones para formalizar la nueva oferta

El Gobierno colocó $69.201 millones de deuda en pesos

Finanzas colocó $69.201 millones de deuda en pesos

Deuda: el Gobierno testea una nueva oferta y se prepara para formalizarla en los próximos días

Guzmán presentó una nueva versión de la oferta a los bonistas y prepara la enmienda ante la SEC

Guzmán sobre la negociación con BlackRock: "Hay diferencias económicas y legales"

"Todavía queda una distancia en términos económicos y legales", dijo Guzmán sobre exigencias de BlackRock

Los supermercados no pierden con la pandemia pero las ventas en shopping se hundieron casi 100%

Los supermercados no pierden con la pandemia