El presidente Mauricio Macri agradeció a los empresarios su "aporte" por acordar junto a los sindicatos el pago de un bono de $5.000 para trabajadores privados, que deberán costear de forma obligatoria todas las compañías. Sin embargo, el sector manifestó en reiteradas ocasiones sus críticas al alertar que muchas Pymes no podrán afrontar los costos que les demandará la medida.

"Quiero agradecerles a los empresarios y sindicalistas por el acuerdo para pagar un bono de 5.000 pesos a los trabajadores del sector privado. Es importante que todos hagamos nuestro aporte en este momento difícil para acompañar y aliviar a quienes más lo necesitan", manifestó Macri desde su cuenta de Twitter.

A pesar de que en el acuerdo final tanto entidades empresarias como representantes de diversos sindicatos participaron de la mesa de negociación, esto no fue así durante todo el proceso. En primera instancia, y hasta la semana pasada, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, sólo mantuvo reuniones con la CGT. En ese marco, había prometido que el bono no iba a "ahogar" a las compañías. Sin embargo, los cuestionamientos y reclamos de los empresarios le llovieron al Gobierno.

El presidente de la Unión Industrial Argentina ( UIA), Miguel Acevedo, remarcó ayer que "no hubo acuerdo" de su parte con el Gobierno para implementar el bono "en este contexto de una enorme recesión y caída de ventas". "Muchas empresas, las más grandes, podrían pagar un bono. Pero las  Pymes están viendo como subsistir", enfatizó.

Por su parte, el vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, había subrayado hace ya dos semanas, cuando recién comenzaba el debate, que el bono "es peligroso, porque compromete a empresas y al empleo".

Te puede interesar:

 

El vocal del Consejo Directivo de la entidad José Urtubey, en tanto, remarcó hace dos semanas que habrá empresas, sobre todo las alejadas de la ciudad de Buenos Aires, que tendrán dificultades para pagar el bono. "Yo no podría decir que la van a poder pagar todos, porque creo que hay muchos que no lo van a poder hacer. Necesitan atender a las distintas realidades, no es lo mismo para una empresa muy distante de la Capital", sostuvo.

Al mismo tiempo, Urtubey había reclamado que las empresas deberían haber sido parte de la mesa de negociación junto con el Gobierno y la CGT. Consultado sobre si el Gobierno se equivocó al hacer este anuncio, consideró que, para él, "no corresponde" haberlo hecho sin consultar al sector Pyme si podía afrontar la medida. "Por lo menos, creo que tiene que ser más amplio en el anuncio y la convocatoria", insistió en su momento.