Operadores turísticos de Mar del Plata aseguraron hoy que el balance de la primera quincena de enero fue “positivo” en cuanto al arribo de veraneantes y señalaron que hay “buenas expectativas” de cara al recambio turístico que comenzó durante el último fin de semana, con reservas hoteleras superiores al 80 por ciento.

"A partir del último viernes arribó mucha gente a la ciudad y, aunque los datos numéricos sobre el movimiento turístico los conoceremos con precisión en los próximos días, vemos que es mayor que la temporada pasada”, dijo a Télam el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros Gastronómicos (AEHG), Avedis Sahakian.

De acuerdo con las estimaciones de la AEHG, en la segunda semana de la primera quincena de enero la ocupación hotelera alcanzó un 77%, mientras que el último fin de semana el porcentaje de reservas fue superior al 84%.

"Las perspectivas son buenas porque la segunda quincena siempre es la más fuerte y creemos que están funcionado muy bien cuestiones como las promociones lanzadas a través del Banco Provincia y los trabajos hechos en las playas públicas por la gobernación”, dijo Sahakian.

El cielo nublado y el tiempo fresco del último fin de semana alejaron a los veraneantes de las playas, pero esto se tradujo en un buen movimiento en zonas comerciales como la peatonal San Martín y Güemes, y en paseos tradicionales como el Centro Comercial de Puerto y la Banquina de los Pescadores.

El buen clima registrado hasta el viernes último, en tanto, fue el que impulsó un buen nivel de actividad en balnearios y paradores, según señaló a Télam Pablo Philapsidis, secretario de la Cámara de Balnearios, Restaurantes y Afines de Mar del Plata.

"En la primera quincena pudimos ver buen nivel de actividad en los balnearios, con alquileres de espacios de sombra entre el 70 y el 80 por ciento, con un clima que acompañó mucho, excepto en este fin de semana de recambio que estuvo nublado”, aseguró.

Philapsidis expresó que “hay muchas expectativas depositadas en la segunda quincena, y creemos que debería ser mejor”. Los operadores estiman que el mayor movimiento de la quincena se producirá el próximo fin de semana, fraccionado por el súper clásico entre River y Boca por el fútbol de Verano el próximo domingo.

En cuanto al fin de semana de recambio, tanto sábado como domingo se presentaron con cielo nublado y pronóstico de tormentas en Mar del Plata, por lo que el movimiento de vehículos hacia la salida de la ciudad fue intenso desde temprano en ambos días.

El lunes comenzó con buen clima y desde temprano los turistas comenzaron a llenar las playas de la ciudad.