El oficialismo de la Cámara de Diputados intentará hoy emitir dictamen favorable a los tres proyectos para modernizar y reducir la burocracia del Estado, que no incluirán la posibilidad de embargar las cuentas sueldo.

Esa propuesta estaba contemplada en el "megadecreto" firmado por el presidente Mauricio Macri en enero último, pero fue dejada de lado por la resistencia opositora.

La intención del oficialismo es conseguir despachos de mayoría de los tres proyectos para poder incluirlos en el temario de la primera sesión ordinaria del año, la cual podría realizarse mañana, si se cierra el acuerdo con la oposición.

Para tal fin fueron convocados tres plenarios de comisiones para el martes: el primero será a las 12:00 con la reunión de Legislación General, y Previsión y Seguridad Social, y se abocará a considerar el proyecto que reforma la Administración Pública Nacional.

Uno de los aspectos más controversiales de esa iniciativa, que fue defendido dos semanas atrás en Diputados por el secretario de Legal y Técnica, Pablo Clusellas, es el que habilita al Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses a convertirse en actor financiero a través de la creación de fideicomisos.

A las 15:00 fue citado un plenario de las comisiones de PyMEs, Finanzas y Legislación General, para el abordaje del proyecto sobre Financiamiento Productivo.

El 7 de marzo último, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, se había cruzado duramente con diputados de la oposición que le reprocharon especialmente el artículo que autoriza el embargo de depósitos superiores a tres salarios mínimos, incluidas las "cuentas sueldo".

Hoy, los diputados del plenario acordarán suprimir este artículo, concesión que el oficialismo está dispuesto a realizar para no poner en riesgo el corazón de la iniciativa, vinculado con el financiamiento a pymes.