Las tasas en pesos continuarán esta semana presionando la cotización del dólar. La expectativa de que el Banco Central suba los rendimientos de las Lebac mañana y que mantenga su política contractiva -al menos- para lo que resta del año alimentan la debilidad del tipo de cambio.

La semana pasada el dólar perdió 14,5 centavos, empujado por el desarme de posiciones de bancos, empresas e inversores para obtener pesos y colocarlos en las atractivas opciones en esa moneda que ofrece la plaza local.

El viernes el dólar mayorista cerró a $17,495, 2 centavos por debajo de la jornada previa, mientras que en las pizarras el tipo de cambio se ubicó en un promedio de $17,79, un centavo menos que el día anterior.

Según Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio, “el efecto tasa se hizo sentir con intensidad” la semana pasada, “recreando un escenario de debilidad de la moneda”, que el viernes “sorteó los efectos de las turbulencias de los mercados del exterior sin contagiarse con un renacer de la demanda de divisas”.

La súper tasa del Banco Central también continuaría afectando en los próximos días a los bonos en dólares y las acciones que cotizan en la Bolsa porteña.

El viernes el Merval cayó un 3% y los títulos públicos dolarizados se hundieron hasta 1,8%, empujados por la reciente suba en la tasa de referencia que llevó adelante la autoridad monetaria y su consecuente efecto alcista sobre los rendimientos de las Lebac en el mercado secundario.

“Desde que el BCRA subió la tasa de referencia al 28,75% anual los activos de riesgo no pararon de caer. Este viernes se aceleró la caída debido a que muchos inversores liquidaron posiciones en bonos y acciones para calzar la operación con la licitación de Lebac del próximo martes”, afirmó Eduardo Fernández, analista de Rava.