El presidente Mauricio Macri aseguró ayer que la meta de inflación anual del 15 por ciento es "exigente" y consideró que todos los sectores deben "trabajar juntos" para llegar a fines de 2018 "lo más cerca posible" de ese objetivo recalibrado a fines de 2017.

El jefe de Estado destacó que la inflación está ""bajando", pero reconoció que lo hacer a una "velocidad menor" a la que había imaginado, consignó la agencia NA.

"Hay que trabajar. Es una meta exigente y tenemos que trabajar juntos para que lleguemos lo más cerca posible", señaló el mandatario.

Al brindar una entrevista televisiva desde la Quinta de Olivos, Macri subrayó: "Los argentinos tenemos que ver el vaso medio lleno. Vamos por el séptimo semestre de crecimiento y la inflación está bajando, aunque baja a una velocidad menor a la que imaginé".

Como una nube

"Para fin del 2019 vamos a estar en una inflación de un dígito y vamos a terminar de sacar ese tema de la conversación, porque la inflación no es solo perversa, es como una nube que hace que nadie sepa cuanto valen las cosas y eso favorece, ante todo, a la corrupción y a la estafa", evaluó.

El Presidente se refirió, a la vez, al aumento de las tarifas de gas y electricidad y dijo confiar "en la capacidad de entender" que tiene la población, porque "la energía es cara, acá y en la China".