Los precios reaccionaron de la peor manera a la corrida cambiaria. El índice mayorista de precios escaló hasta 7,5% en mayo y anticipa así una fuerte aceleración en el índice general de junio. Sólo en mayo, los alimentos ya registraron una fuerte suba de 3,3% en el IPC lo que fue el indicio más claro del traslado a precios de la devaluación. Algunos cálculos privados estiman que el pass-through fue del 16% pero que recién empezó.

Los índices inflacionarios ya encendieron la alarma. Más allá de que el IPC general fue de 2,1% (menor a lo esperado) la inflación núcleo fue de 2,7%. La distancia entre ambos indicadores se explicó por efectos compensatorios: en primer lugar, el índice core mostró una tendencia general de suba de precios por presión del tipo de cambio, mientras que la baja de impuestos a los servicios públicos tiró hacia abajo la canasta de regulados. Alimentos, por su parte, mostró un ritmo de incremento de 3,3%, otra consecuencia directa de la depreciación del peso. Según publicó Ecolatina, "casi el 16% de dicha suba (del dólar entre abril y mayo) se trasladó a la inflación (utilizando para el cálculo el valor del IPC Core) sólo en el mes de mayo. No obstante, como este traslado es un proceso y no un salto discreto, el impacto del dólar también se sentirá en los próximos meses".

Por otra parte, Melisa Sala, economista de la consultora LCG, explicó que "los aumentos de primer y segundo orden post devaluación y una posible reapertura de paritarias agregarán más presión a los precios. Sin embargo, el efecto recesivo que esperamos para los próximos meses jugaría a favor de que la inflación no se despegue demasiado. Con todo, esperamos una inflación del 29% a diciembre (consistente con un promedio del 28% en todo el año)".

Más allá del índice general, el peor dato lo aportó el índice mayorista (7,5% presionado por productos primarios y petróleo y gas) que muestra un impacto más inmediato del dólar y que anticipa lo que podría suceder en junio. De acuerdo a Santiago Bulat, economista de la consultora Orlando Ferreres, "en mayoristas el impacto es de lleno por la suba del tipo de cambio, que tiene un efecto muy fuerte en tarifas y eso te genera distorsiones con las facturas de gas y electricidad. Por como están armados los contratos hoy, cuanto más sube el costo más está financiando el Estado con subsidios y más vas a tener que ajustar", comentó.

Más notas de

Mariano Boettner

La suba del dólar desaceleró importaciones pero el rojo comercial se profundizó

El déficit comercial se profundiza pese a que bajan las importaciones

El FMI envía hoy u$s15.000 M para enfrentar la presión al dólar y cubrir déficit

El FMI aprueba el programa para Argentina y libera u$s15.000 M

El Gobierno triplicó el monto de fondos tomados de la Anses para financiar el déficit

El Gobierno toma el triple de fondos de Anses para financiar déficit

Mayoristas suben 7,5% y se anticipa que seguirá el traslado de la devaluación

Mayoristas suben 7,5% y se anticipa que seguirá el traslado de la devaluación

Publican inflación de mayo con pleno impacto de la devaluación

Los alimentos sufrieron el impacto de la depreciación del peso

Tras el acuerdo con el FMI, el Gobierno sale a buscar los primeros dólares al mercado

El ministro de Hacienda se reunió con asesores de bancos

El recorte de gasto que pidió el FMI complica a gobernadores con baja recaudación propia

El recorte pactado con el FMI complica más a provincias del norte

Por el Consenso Fiscal, Anses ya recibe casi un cuarto menos de recursos de impuestos

Por el Consenso Fiscal, Anses ya recibe casi un cuarto menos de recursos de impuestos

Los envíos a provincias cayeron 30% antes del recorte de la obra pública

Los envíos a provincias cayeron 30% antes del recorte de la obra pública

El dólar hizo acelerar la inflación núcleo, que habría llegado a 3% en mayo

Por la devaluación, la inflación núcleo puede llegar al 3% en mayo