En medio de una mejora de la oferta, el dólar extendió una rueda más el respiro tras la escalada que lo llevó a valores récord la semana pasada. Pese a un nuevo leve recorte de la tasa de Leliq, el tipo de cambio minorista bajó 34 centavos a $44,50 en el promedio de los bancos de la city y el mayorista cedió 35 centavos a $43,35.

La rueda tuvo a los inversores atentos a la licitación de Letes en dólares y Lecap en pesos que realiza Hacienda y cuyo resultado se conocerá esta tarde.

"La nueva baja de tasa de las Leliq tuvo escaso impacto en el desarrollo de la jornada, y sus efectos fueron neutralizados por la mejora en la oferta de divisas", consideró Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio. Según los operadores, las liquidaciones del agro comienzan a sentirse en un plaza con moderado volumen de operaciones, en la que hoy se pactaron u$s645 millones.

"Hubo importantes ingresos de exportadores en general. Ayer liquidaron solo los
cerealeros u$s128 millones", señaló Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios.

También ayudó el contexto externo. El grueso de las monedas emergentes volvieron a apreciarse respecto del dólar.

"Hay que tener en cuenta que el BCRA cuando el dólar a media mañana tocó el pico más
alto de $43,93 contra el peso, comenzó a colocar partidas de futuros del Rofex (NDF) para
los primeros tres plazos para dar liquidez al mercado y descomprimió el precio de la divisa", agregó Izzo.

Por otra parte, en el promedio de las dos subastas diarias, la tasa de Letras de Liquidez (Leliq) cedió dos décimas y quedó en 66,9%. Luego de cinco ruedas de importantes absorciones, el Banco Central liberó hoy $827 millones. El stock de Leliq, que tiene su contracara en la creciente masa de plazos fijos en pesos, volvió a incrementarse y cerró en $1.032.515 millones. Un factor latente de inestabilidad cambiaria.

Pese al respiro de las últimas dos ruedas, en el mercado comenzaron a advertir sobre el impacto negativo en la cotización que podría tener la reciente suba del riesgo país, que hoy continúa en alza y pasado el mediodía se ubica en 816 puntos básicos.

"La escapada del riesgo país es un pésimo augurio. Es dinero institucional retirándose con contundencia de Argentina. Difícil que eso no se transmita a acciones y dólar en breve", apuntó el asesor financiero Miguel Boggiano.

Es que los fondos especulativos se desprendieron con fuerza de los bonos en dólares argentinos espantados por la falta de recuperación económica, que alimenta los temores sobre las dificultades para afrontar los vencimientos de la deuda. Los títulos más representativos se desplomaron ayer en Wall Street y hoy experimentan un leve rebote.

En ese marco, los seguros contra default a cinco años continuaban en alza y marcaban un nuevo récord: 902 puntos.