En un marco de cierta incertidumbre, entre hoy y el viernes, en Brasilia, el Mercosur negociará nuevamente con la Unión Europea (UE) los avances para un Tratado de Libre Comercio, aunque no se avizoran mayores cambios en el capítulo de los bienes.

Fuentes diplomáticas europeas señalaron a BAE Negocios que “si hay algún cambio en el caso de la carne y el etanol, va a ser leve porque no vamos a hacer un cambio radical”.

Por el lado del Mercosur, creen que la UE mejorará sustanciamente los números de la oferta presentada en el mes de octubre, porque hay señales de que se quiere firmar un documento sólido antes de fin de año. Fuentes de la Casa Rosada se limitaron a decir que “no habrá un acuerdo de libre comercio este año pero podemos quedar muy bien parados para el 2018. Lamentablemente, Francia y otros países han boicoteado los avances hasta el momento”.

Si bien la UE no ha dado indicios claros sobre una mejora en el acceso a los mercados, en especial para el caso de la carne vacuna y el etanol, en el Mercosur ven que habrá adelantos en los textos de todos los demás capítulos (servicios, compras gubernamentales, pymes, barreras, entre otros), indicaron fuentes del bloque.