El ministro de Hacienda porteño, Martín Mura, aseguró hoy que la suba del 20% en el ABL para el próximo año “se debe a la adecuación inflacionaria”, al defender el Presupuesto 2018 en la Legislatura porteña y consideró que el propósito es “ir hacia un esquema tributario progresivo”. El funcionario se presentó este viernes ante la Comisión de Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria, dando inicio así a la presencia de funcionarios del Poder Ejecutivo de la Ciudad en la Legislatura, para dar a conocer los detalles presupuestarios de cada uno de los ministerios.

Con respecto a la elaboración del Presupuesto 2018, Mura señaló que “se realizó en el marco del proyecto de Nuevo RÚgimen de Responsabilidad Fiscal, actualmente en instancia de análisis en el Senado de la Nación”. “La Ciudad de Buenos Aires ha participado de manera activa en la confección de este proyecto de ley, al tiempo que propondrá adherir al nuevo rÚgimen cuando la norma resulte sancionada y entre en vigencia”, sostuvo.

En este contexto, el ministro especificó que “la Ciudad presenta un presupuesto financieramente equilibrado, con dÚficit cero y que asciende a $ 222.383 millones. Este cálculo de gastos y de recursos fue realizado con bases en las variables macroeconómicas proyectadas por el Gobierno nacional, es decir un crecimiento del 3,5%, un tipo de cambio promedio de $ 19,30 y una variación de precios del orden del 12%”.

“Considerando este escenario, se elaboró un presupuesto donde los recursos son iguales a los gastos, con un superávit económico de $ 45.350 millones, un resultado primario de $ 9.987 millones y sin toma de nueva deuda”, añadió.

En cuanto a los recursos, el ministro de Hacienda señaló que “los recursos totales proyectados aumentan un 19,4% respecto de 2017, de los cuales $ 218.369 millones corresponden a ingresos corrientes, lo que representa el 98% del total, en tanto que el 2% restante, es decir $4.014 millones, corresponde a los recursos de capital”. Dentro de los recursos corrientes, el funcionario destacó que los ingresos tributarios representan el 93,6% del total, con una estimación de $ 204.456 millones, un 22,3% mayor respecto al cierre esperado para 2017.

“Es importante señalar que la proyección de recursos por Ingresos Brutos contempla la decisión de equilibrar la presión impositiva para las industrias que tributan en esta jurisdicción, eliminando la distorsión que actualmente existe entre aquellas que tienen establecimiento en la Ciudad y aquellas que no. Al mismo tiempo se elevarán los topes para considerar exenta a la actividad, incorporando así 20.000 industrias como tales”, destacó. Y agregó que tambiÚn se incluye “una ampliación de los montos del RÚgimen Simplificado para equipararlo a las categorías del Monotributo de AFIP, beneficiando así a 10.000 contribuyentes”.

Para el ejercicio 2018, Mura especificó que el gasto total asciende tambiÚn a $222.383 millones, incrementándose un 11,5% respecto al cierre estimado de 2017. TambiÚn, puntualizó que en 2018 la inversión real directa ascenderá a $39.378 millones, con una incidencia de casi el 18% en el gasto total. Para Servicios de la Deuda, el funcionario porteño indicó que se destinarán $10.406 millones, que representan el 4,7% de los gastos totales.

“En este punto resulta preciso señalar que la estrategia de la Ciudad es continuar extendiendo los plazos promedio de la deuda, reduciendo el costo financiero de la misma y mejorando el mix de monedas, con la intención de reducir los niveles de exposición a moneda extranjera en el orden del 50% en el 2019”, enfatizó.