La primera cumbre de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del G20 tendrá su debut hoy en el Centro de Exposiciones y convenciones de Buenos Aires, con el eje puesto en el riesgo de las criptomonedas, el financiamiento de la infraestructura y el impacto de las nuevas tecnologías sobre el mundo del trabajo. La titular del Fondo Monterio Internacional (FMI), Christine Lagarde, que en su gira por el país bendijo el modelo económico macrista, participará del encuentro como representante de una de las "organizaciones socias" junto con la OCDE y la ONU, entre otras.

Se trata de las cinco cumbres que habrá a lo largo del año, que precederán a la reunión final de diciembre con la Argentina en la presidencia del 2018.

Por lo pronto, ayer fue el turno de los "deputies", la segunda línea en la jerarquía de los ministros de Finanzas y Bancos Centrales, que coordinan los temas que luego llegarán a la mesa de hoy.

En paralelo, se celebró durante el fin de semana la reunión anual del Banco de Basilea que desde diciembre preside el mexicano Agustín Carstens. Tradicionalmente, esta cumbre se celebra en esa ciudad suiza pero cuando coincide con el G20, se lleva adelante en la ciudad anfitriona, aprovechando la presencia de los banqueros centrales.

Lo cierto es que el titular del BCRA, Federico Sturzenegger, por tercer día seguido se codeará con sus pares de Alemania, Arabia Saudita, China, Corea del Sur, Francia, Estados Unidos, Australia, Brasil, Canadá, Japón, India, Italia, Indonesia, Reino Unido, México, Sudáfrica, Turquía, Unión Europea y Rusia. A esos se sumarán los invitados de España, Chile, Singapur, Países Bajos y Suiza.

Si bien por el momento no hay pautados encuentros bilaterales, Sturzenegger es un viejo conocido del brasileño Ilan Golfjan y podría ser uno con los que mantenga algún tipo de charla a solas, en el marco de la fuerte presión sobre el dólar que se vivió en las últimas semanas y obligó al titular del BCRA a intervernir sobre el mercado de cambios para frenar la escalada.

En representación de la Argentina en el capítulo de los ministros estará el jefe del Palacio de Hacienda, Nicolás Dujovne, que ayer se juntó con su par de Finanzas alemán, Olaf Scholz. Ambos salieron en defensa del "libre comercio" y de esta manera salieron al cruce de las últimas medidas proteccionistas del presidente estadounidense Donald Trump, que metió un arancel adicional del 25% al acero y 10% al aluminio.

Dujovne anticipó que "el comercio será parte de la discusión" en la reunión ministerial: "queremos alcanzar un acuerdo en los términos de Hamburgo sobre los beneficios del libre comercio", añadió el ministro argentino, y subrayó que "el libre comercio es necesario para crecer".

Los otros temas que se tocarán hoy serán la regulación de las criptomonedas, el desarrollo de infraestructura y el "futuro del trabajo", que junto con la seguridad alimentaria serán los ejes que atravesarán las mesas de trabajo del G20 durante todo el año.